InspirArte y Ser

Un espacio para el espíritu creativo en todas las áreas de nuestras vidas.

Día Internacional de la Madre Tierra: celebrando la vida.

Deja un comentario

Hoy 22 de abril es el DIA INTERNACIONAL DE LA MADRE TIERRA, una fecha para celebrar la vida y la belleza de nuestro planeta como decía John Mc Connel, el promotor de la iniciativa del Día internacional de la Tierra ante la UNESCO en 1969. En muchos países se celebra el día de la tierra desde 1970 como corolario del   activismo ambientalista iniciado en los años 6Os; sin embargo, fue en 2009 cuando se adoptó una Resolución de la Asamblea  General de las Naciones Unidas que convirtió esta celebración en oficial, denominándose Día Internacional de la Madre Tierra, con el propósito de destacar que los seres humanos y la tierra formamos un sólo sistema.

No obstante las numerosas iniciativas locales, regionales e internacionales que se han llevado a cabo en pro del medio ambiente, hay mucho aún por hacer para preservar las condiciones esenciales que hacen posible la vida en nuestro planeta y darnos cuenta que formamos un sistema socio-ecológico que necesita ser gestionado de manera integral. Este es un día para preguntarnos qué podemos hacer nosotros para contribuir a esa tarea que no puede estar sólo en las manos de un grupo de apasionados ambientalistas, o un número limitado de empresas. Depende de nosotros que podamos seguir disfrutando de esa fuente de vida que nos provee aire purificado día tras día, tierra para cultivar nuestros alimentos, agua, luz, calor, energía, espacios hermosos que elevan nuestro espíritu, materiales para transformarlos en innumerables productos, así como también inspiración, e incluso lecciones de cómo hacer las cosas…

Muchos de estos servicios se mantienen invisibles a nuestros ojos, muchas-felicidades-madre-nuestra-L--5idEHinvisibles también a los de los gobiernos que sólo toman medidas cuando esos  maravillosos ciclos se interrumpen y lanzan un grito desesperado a nuestras conciencias. La Tierra también recibe todo cuanto desechamos; los humos de nuestra ambición y prepotencia; se va marchitando de tanto talar la vegetación que la protege del sol, la lluvia y el viento, de tanto perforar sus entrañas para extraer sin mesura sus riquezas  o dejar los residuos de nuestro exacerbado consumismo. Como reza un hermoso proverbio de los indígenas americanos, “Nosotros no heredamos la tierra de nuestros ancestros, y la hemos tomado prestada de nuestros niños”. Es urgente que incorporemos a nuestra cotidianidad prácticas efectivas para cambiar las tendencias de deterioro que ahora se registran. Pensar antes de comprar, antes de deshacernos de algo, reducir el uso de energía, recursos y materiales que usamos y los que desechamos, re-usar, re-utilizar, recuperar… Es preciso que la celebración se traduzca en acciones concretas que contribuyan a preservar el equilibrio de los ecosistemas porque su capacidad de resiliencia está herida.

Y no sólo por el bien de las generaciones futuras, nosotros mismos ya estamos sufriendo las consecuencias de la falta de políticas adecuadas para atajar los múltiples problemas ambientales que confrontamos y se está evidenciando cómo éstos se relacionan con la pobreza, la equidad, la seguridad, los temas de género, los patrones de producción y consumo, el comercio, la efectiva participación de la ciudadanía y la necesaria cooperación entre naciones y entre las personas. Elinor Ostrom, fallecida Premio Nóbel de Economía, demostró con sus investigaciones que un enfoque integral y cooperativo en la gestión de los recursos naturales podía evitar el despilfarro y degradación de los mismos; fue una de las que acuñó el término sistemas socio-ecológicos, mientras profesionales de las más diversas áreas están conjugando su preocupación, su creatividad y su talento para innovar con conciencia ecológica y humana, generar diseños, productos y servicios inspirados en el funcionamiento de la naturaleza (Biomímesis/Economía Azul). Es genial que se esté avanzando de esta manera pero el compromiso los líderes y de la ciudadanaía en general es fundamental. Todos podemos dar ejemplo. Celebremos la vida hoy y todos los días regalándole a la tierra nuestra atención y cuidado!  

Anuncios

Autor: Sandra Guevara

Amante del arte como medio de expresión de las emociones y herramienta sanadora. Un rato Meditadora, Moon Mother Avanzada y creativa; y otro doctora en Economía Aplicada e interesada en el desarrollo sostenible. Deseosa de compartir inspiración con todas las personas que desean desarrollar sus talentos, vivir su sueño con conciencia personal, ambiental y social. Articulista y bloguera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s