InspirArte y Ser

Un espacio para el espíritu creativo en todas las áreas de nuestras vidas.

LA MEDITACIÓN: UNA PODEROSA HERRAMIENTA AVALADA POR LA CIENCIA

6 comentarios

Un interesante y profuso post sobre la meditación escrito por la bloguera australiana Belle Beth Cooper y algunas preguntas que me han formulado recientemente me animan a abundar sobre el tema. La práctica de la meditación durante tantos años me ha deparado experiencias extraordinarias que es complejo describir en palabras pero tal vez conocer los efectos que ahora la ciencia corrobora puede animarte a probar o motivarte para continuar tu práctica. Por supuesto, haré uso de buena parte de la información de dicho post, así como de algunos otros recursos y aportes complementarios.

¿QUÉ ES EXACTAMENTE LA MEDITACIÓN? 

Me parece fundamental aclarar lo que significa meditar por las dudas y confusiones que existen. Es cierto que el término proviene del latin meditatio, por lo que se asocia con ponderar, reflexionar, etc. De hecho el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua define la meditación como “el acto de aplicar con profunda atención el pensamiento a la consideración de algo o discurrir sobre los medios de conseguirlo”. Sin embargo, la antiquísima práctica de la meditación a la que nos referimos aquí, consiste precisamente en lo contrario, en dar un reposo a nuestra constante actividad mental, alcanzar un estado de calma interior, o como dice Samuel Sagan, “aumentar el voltaje de nuestra conciencia” y al mismo tiempo “dejar florecer el corazón”. Cada escuela de meditación lo explica de una determinada manera, incorporando o no la experiencia espiritual dependiendo de la orientación que tenga. Si además de ello, añadimos el hecho de que se trata de una experiencia muy personal, entonces se comprende que las definiciones pueden ser innumerables, pero ciertamente la meditación no implica sentarse a cavilar ni tampoco simplemente relajarse (aunque si puede ser un efecto alcanzado).

Algunas modalidades de meditación han cobrado mayor popularidad en occidente gracias a investigaciones científicas que corroboran los beneficios que reportan a la salud; algo que para nuestra mentalidad es fundamental porque nos gustan los resultados tangibles, verificables! Incluso se les ha denominado meditaciones científicas. Ellas son:

  • La Atención Plena o Focalizada (Mindfulness): Consiste en centrar nuestra atención en algo específico, como puede ser la respiración, una sensación en el cuerpo o un objeto externo (la luz de una vela, un mandala, un sonido, etc.) de manera que cuando la mente se disperse tengamos un punto de apoyo para regresar la atención a nuestro foco inicial. Los psicólogos incluyen esta meditación entre las Terapias cognitivo-conductuales de tercera generación aceptando que esta práctica podría contribuir a modificar el comportamiento humano. La atención plena puede formar parte de una práctica de meditación “formal” (sentada o en movimiento;) o de cualquier momento de la vida cotidiana, mientras tomamos una ducha y percibimos las sensaciones que produce el agua sobre nuestra piel, por ejemplo, en vez de hacerlo con el piloto automático.
  • Por su parte la meditación llamada Open-monitoring que ha sido traducida al castellano como Monitoreo abierto u Observación sin juicio es la que lleva la atención a las cosas están sucediendo a nuestro alrededor en ese preciso momento sin reaccionar a ellas, simplemente observando, dándonos cuenta que están allí, sin entrar en valoraciones, dejándolo que los pensamientos o sensaciones pasen, se diluyan. Se trata de separar el acto de observar o darnos cuenta de la reacción inmediatamente posterior, análisis, interpretación o emoción asociada con esa realidad, detener el juicio crítico. Valga recordar que Krishnamurti decía que la observación sin juicio era la forma más elevada de inteligencia.

Algunos argumentan que la meditación trascendental también debería ser considerada entre las meditaciones científicas como una categoría aparte, porque su propósito no es focalizar la atención ni hacer esfuerzo alguno en mantener el intelecto involucrado en el proceso, sino justamente trascender la actividad mental lo que permitiría disminuir aún más la frecuencia de las ondas cerebrales y alcanzar un mayor estado de quietud y silencio interior. No se ha alcanzado consenso aún al respecto.

INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS CORROBORAN EL EFECTO SOBRE EL CEREBRO

Gracias al avance de la tecnología, Mathieu Ricard in_Tibet-D4784shoy en día contamos con equipos que permiten ver en imágenes lo que sucede en nuestro cerebro en determinado momento, tal es el caso de la Resonancia Magnética funcional, complementando así la información gráfica que aportan los Electroencefalogramas. Ello ha permitido una mayor comprensión de lo que implica la meditación (corroborando milenios de sabiduría) en zonas específicas del cerebro. Sin duda una de las personas que ha contribuido con este proceso es Matthieu Ricard,  quien no sólo se ha prestado para que realicen estudios con él (dado que es monje desde hace más de 40 años) sino que siendo científico ha participado activamente en las investigaciones del Mind and Life Institute (centro co-fundado por el Dr. Francisco Varela,  Daniel Goleman y el Dalai Lama) sobre los efectos de la meditación.

Es importante recordar que el cerebro es un órgano electroquímico y que su actividad se mide en ondas a las que se les denomina con letras del alfabeto griego: Gamma, Beta, Alfa, Theta y Delta. La frecuencia de la onda indica el nivel de actividad y por tanto, éste es uno de los primeros parámetros que se evalúa para determinar los efectos de la meditación. La gráfica siguiente condensa muy bien la información básica  sobre cada frecuencia de onda.

ondas_cerebrales_tipos

Ciertos estudios destacan que el principal efecto sobre la actividad cerebral que tienen 20 minutos de meditación, incluso si nunca se ha practicado anteriormente, es la disminución en la frecuencia de las ondas cerebrales: pasando de las frecuencias Beta características de estados en los que estamos alerta y procesando información hacia frecuencias más lentas (Delta, Theta).  A continuación se aprecia la diferencia entre la imagen que da la resonancia antes de la meditación (a la izquierda) y la que se obtiene luego de 20 minutos de meditación. Como vemos, prácticamente han desaparecido en la de la derecha los colores vibrantes que serían indicativos de altas frecuencias de ondas cerebrales.

calming-mind-brain-waves

Otras investigaciones detallan lo que sucede en cada parte del cerebro con la práctica de la meditación, e incluso en áreas funcionales específicas.  Es preciso aclarar que la muestra de cada uno de los estudios es muy diferente, en unos se trata de personas con una práctica de larga data, en otros incluyen novatos; unos agrupan distintas modalidades de meditación, mientras otros han seleccionado un grupo de personas que meditan unos cuarenta minutos al día una modalidad en particular. odo lo cual hace que las conclusiones sean diversas y los científicos consideren que se debe seguir investigando.  Sin embargo, es interesante destacar algunos resultados.

arbol cerebroCerebro humano 3

Cortex o capa externa del cerebro. Se ha comprobado que las personas que meditan tienen mayor grosor en el cortex e incluso más pliegues o grado de girificación, lo que forma las circunvoluciones. Ello permitiría al cerebro procesar más rápido la información.

El lóbulo frontal tiende a entrar en reposo durante la meditación pero se activa después de ello. Este es el mayor de los lóbulos y la parte más evolucionada del cerebro humano (ocupa la región anterior de los dos hemisferios cerebrales). Allí se encuentran los centros de razonamiento, lenguaje, planificación, voluntad, emociones y conciencia, entre otras funciones. Algunos investigadores destacan la activación del área funcional de la voluntad y la atención con la práctica de la atención plena.

El Lóbulo Parietal tiende a enlentecer su funcionamiento: En esta parte del cerebro se procesa la información sensorial acerca del mundo que nos rodea, nos orienta en tiempo y espacio.  Paralelamente se da un aumento en la insula implicada en la percepción de las sensaciones internas.

El Tálamo: Conocido como el supervisor de los sentidos, es un órgano que recibe los datos sensoriales y límbicos, los procesa y canaliza su envío hacia la corteza cerebral, descartando aquellos que se consideren triviales. La meditación reduciría el flujo de información dado que los sentidos no estarían implicados en captar los estímulos del exterior.

La Formación reticular, es una compleja estructura de la parte más antigua del cerebro y es considerada como el centro de coordinación sensitivo y motor. Se trata de un conjunto de neuronas que se encuentran dentro del bulbo raquídeo con conexiones hacia el tálamo e hipotálamo, así como hacia la médula espinal. Participa en varias funciones como la sensibilidad al dolor, el ciclo de sueño, la frecuencia respiratoria y es la responsable de que el cerebro entre en estado de alerta. La meditación haría que disminuya la velocidad de respuesta de esta zona a las señales recibidas.

EFECTOS  SOBRE LA SALUD

  • Disminución de la ansiedad: Mientras más meditamos, menos ansiosos nos volvemos porque aparentemente se pierden las conexiones neurales específicas. El cortex prefrontal medial procesa la información relativa a nosotros mismos y nuestras experiencias, estando involucrado en las respuestas a situaciones de miedo o supervivencia. Cuando meditamos, esa conexión neurológica se debilita, lo que implica una reacción menos intensa a esas sensaciones. Tal debilitamiento va aparejado a un reforzamiento de  nuestro centro de evaluación (la parte de nuestro cerebro que usamos para razonar: el cortex prefrontal lateral) de manera que cuando confrontamos experiencias intimidantes podemos asimilarlas de forma más racional. He aquí un buen ejemplo. En caso de dolor, en vez de preocuparnos inmediatamente e imaginar que se trata de algo muy malo, uno puede observar dicho dolor sin engancharse en una historia sobre lo que podría ser, simplemente observando la realidad para luego valorar cuál es la mejor manera de determinar de qué se trata.
  • Mayor concentración: dado que las modalidades de meditación descritas constituyen prácticas de focalización de la atención, éstas permiten darnos cuenta del momento preciso en el que la mente divaga y por ende mejorar la concentración, incluso cuando no estamos meditando. Esto ha sido comprobado particularmente con personas que han meditado por más tiempo.
  • Mejor memoria:  Uno de los beneficios que se atribuyen comúnmente a la meditación es el de mejorar el proceso de recuperación de recuerdos. Catherine Kerr  una investigadora del Martinos Center for Biomedical Imaging and the Osher Research Center afirma que la habilidad para ignorar las distracciones podría explicar la superioridad en la capacidad para recordar e incorporar nuevos hechos. En otro estudio publicado  en  Proceedings of the National Academy of Sciences en 2011, los autores reportaron que el cerebro de meditadores experimentados (con al menos 10 años de práctica) muestra un descenso en la actividad de las áreas asociadas a olvidos, lapsus, déficit de atención, autismo y desarrollo del Alzheimer.

electroencefalograma monje

  • Menos estrés: La práctica de la atención plena ha demostrado que puede ayudar a las personas a desempeñarse bajo presión sin sentirse estresadas. Para un estudio publicado en el año 2012, tomaron un grupo de gerentes de recursos humanos, los dividieron en tres subgrupos y durante ocho semanas  entrenaron a un tercio de los participantes en Mindfulness, a otro tercio en técnicas de relajación corporal y el tercer grupo lo dejaron sin entrenamiento alguno. A todos se les sometió a una muy estresante evaluación de múltiples tareas, tanto con anterioridad al entrenamiento como después de éste. El grupo que participó en el entrenamiento de meditación fue el que registró los mejores resultados.
  • Más estabilidad emocional: La meditación se ha vinculado con cantidades mayores de materia gris en el hipocampo y en las áreas frontales del cerebro. Ello podría llevarnos a experimentar más emociones positivas, estabilidad emocional y a mantenernos altamente concentrados durante las actividades cotidianas. Asimismo, parece existir evidencia de la disminución de los efectos del envejecimiento sobre la materia gris, ralentizando además el declive de las funciones cognitivas, como  lo muestra la gráfica siguiente.
  • Disminución de la presión arterial y el riesgo de infartos: La Asociación Americana del Corazón ha emitido un informe en el que recomienda la meditación trascendental como práctica para combatir la hipertensión en virtud de estudios recientes que confirmarían el beneficio de este modalidad sobre la presión arterial. Asimismo, se ha demostrado el efecto positivo de la meditación para disminuir el riesgo de infarto en pacientes propensos a ello.
  • Mayor compasión y empatía en aquellas personas que practican meditación regularmente. Un experimento con la meditación de la compasión mostró a los participantes imágenes de otras personas que eran buenas, malas o neutrales. Los participantes focalizaron su atención y se redujeron las reacciones emocionales incluso cuando no estaban en estado meditativo. También experimentaron más compasión por otros cuando se les mostraron fotos de situaciones perturbadoras. Al parecer ello se explica por la disminución de la actividad en la amígdala, la parte del cerebro que procesa los estímulos emocionales. Otro estudio en 2008 encontró que la gente que meditaba regularmente tenía niveles más fuertes de activación de las uniones de sus parietales temporales, la parte del cerebro asociada a la empatía. Además registran una mayor conciencia sobre el presente y menor en el centro de autoreferencia, la que nos lleva a pensar en nosotros mismos.
Anuncios

Autor: Sandra Guevara

Amante del arte como medio de expresión de las emociones y herramienta sanadora. Un rato Meditadora, Moon Mother Avanzada y creativa; y otro doctora en Economía Aplicada e interesada en el desarrollo sostenible. Deseosa de compartir inspiración con todas las personas que desean desarrollar sus talentos, vivir su sueño con conciencia personal, ambiental y social. Articulista y bloguera.

6 pensamientos en “LA MEDITACIÓN: UNA PODEROSA HERRAMIENTA AVALADA POR LA CIENCIA

  1. Excelente!!!!
    Una explicación muy completa e integrada sobre un tema tan interesante y complejo con este.
    Lo compartiré con aquellas personas que pregunten acerca de la meditación y sus beneficios.
    Gracias!!!

  2. HOLA SANDRITA, COMO ESTAN POR ALLA? UN ABRAZO Y LA BENDICION A MI SOBRINOTE!!!!!

    Date: Sat, 7 Sep 2013 22:31:42 +0000 To: petersromero@hotmail.com

  3. Hola Sandrita Dios te bendiga hija, te digo que me encanta lo que has escrito. Saludos a tu esposo y la bendición a mi sobrino.

  4. Pingback: Mandalas y meditación. | MANDALAS

  5. Pingback: Claves para la práctica de la meditación | InspirArte y Ser

  6. Pingback: MINDFULNESS EN FEMENINO: UNA NUEVA EXPERIENCIA CADA DÍA | InspirArte y Ser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s