InspirArte y Ser

Un espacio para el espíritu creativo en todas las áreas de nuestras vidas.

LA MEDITACIÓN ES MÁS QUE SUS BENEFICIOS

3 comentarios

Después de haberme referido a lo que la neurociencia ha venido corroborando en los últimos años respecto a los efectos positivos de la meditación sobre la actividad cerebral y la salud en general, siento la necesidad de destacar algunos aspectos que van más allá de lo físico, porque como bien dice Naomi Humprey en su libro “Meditación: el camino interior” no podemos pretender captar el talento artístico de una bailarina sólo midiendo sus movimientos y cambios musculares. No podemos comprender lo que significa ser un gran atleta, sólo haciendo seguimiento y evaluación de sus reacciones corporales. No podemos apreciar el alcance de la meditación confinándonos sólo a observar el funcionamiento del cerebro. La meditación es mucho más que los efectos sobre la presión arterial, la relajación o la activación de partes específicas del cerebro, aunque ciertamente esto pueda servirnos de estímulo para iniciar, retomar o mantener nuestra práctica según sea el caso. Otros, sin embargo, tienen otras motivaciones igualmente válidas que atañen al ámbito de lo espiritual (no necesariamente religioso).

Claro que es mucho más complejo entrar en este terreno. Se trata de una práctica tan personal y diversa que cada quien describe dependiendo de su propia vivencia, creencia o filosofía, de cuanto integre la práctica en su vida cotidiana y donde trace la línea para definir cuando está meditando y cuando está haciendo las cosas de manera consciente, en el aquí y el ahora, sin cargas  emocionales del pasado o ansiedad por el futuro.  Depende de cuál es nuestro propósito con la meditación. Esto se aprecia claramente en el caso de la Atención Plena o Mindfulness, que forma parte tanto de la meditación que budistas e hinduistas practican hace más de dos mil años, como de otros estilos de meditación, incluso las chamánicas. Mindfulness ha sido definida como una manera de prestar atención de manera intencional pero suave a todo lo que hacemos momento a momento. Sin embargo es preciso distinguir entre la práctica de la meditación sentada, por una parte, y la integración del ser consciente en nuestras actividades cotidianas, por la otra. Mindfulness puede abarcar las sensaciones que genera el aire entrando por nuestras fosas nasales, la reacción de nuestro cuerpo a un sonido, como también el observar la mente con el propósito de apreciar sus divagaciones y la causa del sufrimiento. La práctica de la compasión forma parte igualmente de Mindfulness, lo que se hace por ejemplo repitiendo un deseo de amor y bienestar para toda la humanidad, o para un grupo de personas determinado. Lo interesante es que al desarrollar la capacidad de mantener la auto-observación y la consciencia por más tiempo de lo que lo hacemos usualmente, se puede llevar ese estado a todas los planos de la vida: al trabajo, las relaciones, se puede conducir concientemente, alimentarnos de manera consciente o emprender un negocio desde esa consciencia plena también que incluye los ecosistemas y nuestros semejantes.

En la filosofía Zen se explica que la meditación no es una práctica para entrenar al cerebro sino una puerta a la realización, meditacion budistas chinosa la iluminación, la cual surge de manera sutil y sencilla, sin que intentemos con todas nuestras fuerzas concentrarnos o luchar contra los pensamientos. De lo que se trata es de poner a un lado temporalmente la actividad intelectual para volver nuestra mirada al interior de nuestro ser en busca de su propia luz. De hecho, el filósofo Krishnamurti, quien por cierto no profesaba religión alguna, decía que “mientras exista el meditador no hay meditación.” Ello nos indica que centrarnos en nuestra respiración, en un mantra o en un mandala, nos puede servir de herramienta para acallar la mente ordinaria, sin embargo, se puede ir más allá para alcanzar un estado de quietud interior, de conciencia pura, de ausencia de noción de tiempo, de ni siquiera saber que estamos respirando (lo hacemos de manera natural), en el que simplemente somos, no hacemos nada, ni perseguimos propósito alguno.

Deepak Chopra explica que entre pensamiento y pensamiento hay un espacio de infinitas posibilidades, una especie de vórtice que nos permite alcanzar la conciencia pura. Por su parte, Samuel Sagan subraya que el despertar de la conciencia no reside en la relajación, ésta es un subproducto de la práctica de meditación. Hace énfasis en que mientras se está meditando se está activo, conectado a la corriente de vida. La meditación aumenta el voltaje de la conciencia, salimos del constante dialogo interior en el que se encuentra inmersa nuestra mente ordinaria, lo que se asemejaría en su criterio a cambiar la radio de frecuencia, dándonos cuenta de la inmensidad de posibilidades que ofrece el espectro radioeléctrico o como diríamos ahora a la mayor capacidad y velocidad que se logra cuando nos conectamos a internet a través de la banda ancha. Pasamos entonces de estar enganchados en la actividad mental de siempre a disfrutar del silencio, la quietud y el espacio interior pero totalmente despiertos, activos.

meditación chamánicaEl filósofo americano Ken Wilber, quien tanto ha contribuido al encuentro entre ciencia y religión, describe esa experiencia de la siguiente manera: “Cuando tu identidad comienza a trascender el cuerpomente aislado e individual, empiezas a intuir que existe un Substrato del Ser, o Divinidad genuina, más allá del ego y más allá del encanto de figuras divinas míticas o del científicismo racionalista o de la gallardía existencial. Esta forma de la deidad puede ser realmente intuida. Cuanto más te desarrollas más allá del cuerpo-mente aislado y existencial, más te desarrollas hasta el Espíritu, el cual en el nivel sutil, es a menudo experimentado como la Forma de la Divinidad o Yo arquetípico. Quiero decir, por ejemplo, experiencias muy concretas de Luz profunda, un Ser de Luz, o simplemente de extrema claridad y brillo de la consciencia”. Descripciones como ésta nos recuerdan los escritos  sobre las experiencias místicas cristianas en el siglo XVI y los relatos de vivencias chamánicas en el continente americano, desde tiempos inmemoriales hasta la actualidad, las cuales también contemplan la práctica de la meditación, en algunos casos se utiliza el vino del alma u otros extractos de plantas para alcanzar ese estado de conciencia y experimentar la unión con la naturaleza o con la Divinidad. La experiencia espiritual ha sido asociada igualmente con la ráfagas de inspiración a la que han hecho alusión tantos creadores, debido a que los sentidos pueden percibir los espacios sutiles, mientras otros dicen que simplemente se trata de que se han calmado las aguas de la mente y ahora permiten apreciar de manera clara el reflejo que se posa sobre ellas o lo que está en el fondo del lago.

Mandala Pedro

 SUGERENCIAS PRÁCTICAS

  • Prueba varios tipos de meditación y encuentra la que más se ajuste a ti.  Hay muchas, no cuatro o cinco, sino cientos de ellas. Cuando se habla de la meditación sensorial, por ejemplo, se están agrupando un montón de métodos que para cada persona pueden resultar totalmente distintos. No es lo mismo lo que sentimos con la vibración de un mantra que estamos cantando a la vibración del sonido de un tambor chamánico, como tampoco es igual llevar la atención a la respiración que a un mandala que ha sido especialmente diseñado para tu desarrollo personal. De la misma manera las meditaciones en movimiento son muy distintas entre si, las sensaciones de una danza Sufi distan mucho de lo que se siente en una sesión de Tai Chi o en una meditación activa de Osho. Y como hemos visto, una persona meditando en posición de semi- loto puede estar haciendo Soto Zen o sencillamente respiración consciente.
  • Comienza dedicando poco tiempo al día, lo fundamental es crear el hábito. Algunos sugieren la meditación de un minuto por ejemplo, pretendiendo demostrar que no se requiere de mucho tiempo para hacerlo, pero todo depende de la perspectiva desde la que se enfoque. Lo ideal es ampliar progresivamente el tiempo dedicado a la meditación, y con la mayor capacidad de concentración y claridad mental que derivan de la práctica regular tendremos más tiempo! 
  • No involucrar a la mente ordinaria es distinto a luchar contra los pensamientos. Deja que fluyan, no persigas el vacío de tu mente simplemente obsérvalos. Osho decía que la meditación no es una técnica sino un desarrollo de la persona hacia la conciencia, pero necesitamos las técnicas porque esa comprensión se encuentra muy lejos en el interior de nuestro ser. Por eso es bueno contar con un guía que te ayude a volver a tu centro, mientras tanto mantén tu mente ocupada en pequeñas misiones como revisar de vez en cuando la postura u observar si se presenta alguna sensación física en el cuerpo.
  • Ve ampliando tu experiencia con la meditación e integra sus beneficios  en tu vida diaria. Cuando cantas un mantra,  por ejemplo, en primer término éste ayuda a concentrarte, la mente se centra en la repetición de la palabra o palabras que lo conforman, sirviendo de punto de apoyo para evitar engancharse en los pensamientos y volver al momento presente; este entrenamiento se notará en tu mayor capacidad de estar centrado también en la vida cotidiana. Puedes considerar el significado de las palabras. Teresa de Jesús recomendaba a sus hermanas de la orden de las Carmelitas que cuando orasen dejasen a un lado el intelecto y saboreasen cada palabra. Pero también puedes hacer caso omiso de significados y simplemente repetir para retomar la conexión o dejarte envolver por las sensaciones que emergen con la vibración  que produce el sonido en tu interior, que por cierto genera cambios sutiles en nuestro cuerpo físico y energético que están siendo estudiados por la ciencia.
  • De ser posible medita en grupo con cierta regularidad. Las sensaciones de meditar en grupo son distintas a las de meditar solo y también los progresos que se pueden alcanzar. Además, sirve para animarse a mantener la práctica.
  • Persevera. Algunos de los beneficios de la meditación pueden comenzar a sentirse en unos pocos días o semanas (conciliar el sueño, disminuir la ansiedad, regulación de la tensión arterial) pero otros pueden requerir una práctica diaria durante un tiempo más prolongado. La constancia te dará buenos frutos.
  • No siempre se tienen experiencias trascendentales mientras se medita, tal vez simplemente se produzca una sensación de relajación, nos sintamos menos ansiosos, o puede que nos invada la alegría y el sentirnos parte del todo. Es importante despojarse de perseguir un objetivo cuando estamos meditando, recuerda, se trata de ser, no de hacer.
  • Presta atención a tus emociones. Si notas que durante la práctica de la meditación emergen cargas emocionales o percibes bloqueos energéticos busca la ayuda de un terapeuta. Evadir esos sentimientos no es la solución, pero tampoco alimentarlos porque los potenciamos, como diría el monje budista vietnamita Thich Nhat Hanh. Hay técnicas específicamente adecuadas para explorar esos sentimientos y sanarlos, de manera que puedas experimentar las sensaciones de plenitud y amor que permite alcanzar la meditación.
Anuncios

Autor: Sandra Guevara

Amante del arte como medio de expresión de las emociones y herramienta sanadora. Un rato Meditadora, Moon Mother Avanzada y creativa; y otro doctora en Economía Aplicada e interesada en el desarrollo sostenible. Deseosa de compartir inspiración con todas las personas que desean desarrollar sus talentos, vivir su sueño con conciencia personal, ambiental y social. Articulista y bloguera.

3 pensamientos en “LA MEDITACIÓN ES MÁS QUE SUS BENEFICIOS

  1. El enfoque que realizas es muy importante para que se comprenda y se valore lo que realmente significa meditar, pasando de etiquetas superficiales y asepticas para acercarse a su verdadera esencia..
    Y excelentes recomendaciones prácticas!!!

  2. Pingback: Mandalas y meditación. | MANDALAS

  3. Gracias, la idea es precisamente esa que mencionas:pasar de la superficialidad y los clichés a la esencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s