InspirArte y Ser

Un espacio para el espíritu creativo en todas las áreas de nuestras vidas.

Transitando los ciclos desde la conciencia plena, la gratitud y el compromiso Parte II

Deja un comentario

Diez de enero, ya pasaron las festividades navideñas, se fueron los reyes, los niños comenzaron el colegio y nosotros retomamos nuestras actividades. Comenzamos un nuevo año lleno de expectativas, deseos, seguramente algunas resoluciones… Confiemos en que vamos a mantener el entusiasmo, la alegría y el compromiso con nosotr@s mism@s para perseverar en eso de vivir nuestros sueños, en dar cada paso con confianza, con determinación, tomando plena conciencia de la base de la que partimos y agradeciendo las bendiciones con las que contamos, decididos a deshacernos de aquellos hábitos o pensamientos que nos desvían de nuestros objetivos, pero al mismo tiempo siendo compasivos con nosotros mismos y con los demás, atendiendo a nuestro cuerpo; y dándonos la oportunidad para recomenzar o renovarnos en cada fase sin tener que esperar a un nuevo año.

Hay quienes prefieren la organización, un plan específico; otros sueñan de manera más libre y lanzan su intensión al Universo y se desligan del resultado. En ambos casos es preciso estar atentos, en el primero para hacer los ajustes necesarios al plan y en el segundo para recibir las señales. Ello no tiene que ver sólo con circunstancias externas sino también con lo que sucede dentro de nosotros mismos. Tomar conciencia de nuestros propios ciclos, por ejemplo, nos permite fluir con mayor naturalidad, comprendiendo que algunas veces nos sentiremos plenamente involucrados y activos con esas resoluciones que nos hemos planteado, esos sueños que aspiramos materializar, mientras en otros momentos necesitaremos tomar las cosas con un ritmo más suave, tomarnos una pausa si es posible, aprovechando esos días para hacer otro tipo de tareas que requieran menos energía física pero más intuición y claridad, o incluso permitirnos revisar nuestras metas.

Lo importante es la intencionalidad que subyace en esos objetivos, la esencia personal que impregna esos sueños que nos guían, la posibilidad real de ser la mejor versión de nosotros mismos, y de lograr cosas que ni siquiera habíamos imaginado. Ello nos retrotrae cada instante al presente: respirando y alimentándonos consciéntemente, manteniendo la ilusión y la sonrisa en el corazón sin esperar que pase la tormenta, agradeciendo lo que tenemos tanto en lo material como en lo relacional, los talentos, la creatividad, la energía, el apoyo de la naturaleza y de toda la red que nos hace recomenzar si nos damos cuenta que algo no funciona, encontrando la bendición en situaciones que se consideran como negativas, colmando de amor cada cosa que hacemos o decimos, respetando a la naturaleza, a los demás seres vivos y a nuestra naturaleza interior también.

larbre-del utero peq

En el caso de las mujeres es un tema que está siendo debatido, investigado y revalorizado desde hace varias décadas mientras en el caso de los hombres se están realizando investigaciones científicas que permitan determinar la causa de las variaciones hormonales en los hombres que algunos consideran igualmente cíclicas. En su libro traducido al español como Momentos Óptimos de la Mujer, Miranda Gray nos invita a aprovechar las potencialidades de nuestro ciclo menstrual para alcanzar nuestros sueños, ser exitosas en el trabajo y crear bienestar de una manera singular, femenina. Sugiere que nuestros planes tomen en cuenta las cualidades que se potencian en las distintas fases por las que atravesamos cada mes, sus implicaciones mentales, físicas y emocionales. Contrariamente a la percepción generalizada de unos días molestos en nuestras vidas- aunque es verdad que puede ser muy doloroso y yo puedo dar fe de ello- son varias las voces que nos advierten sobre la importancia de respetar nuestros ciclos y apreciar sus dones. Incluso desde el mundo científico hay quien comparte esta visión, como es la ginecóloga americana Christiane Northrup .

De lo que se trata pues es de aprovechar esa sabiduría para no quedarnos atrapadas en la planificación ni en las expectativas de los demás, sin desconectarnos del cuerpo y sus necesidades, conociendo cada vez mejor nuestro cuerpo, atendiendo a sus necesidades. Aprovechemos la potenciación de nuestra intuición, del mundo subconsciente de algunos días, las capacidades relacionales, la energía, la creatividad, la expansividad de otras. Incluso si ya no tenemos ciclos, mantenemos una energía femenina de gran potencia que podemos aprovechar. Las bendiciones del útero pueden ayudar a sintonizarnos con esas energías, al contribuir a rescatar nuestro poder interior y mejorar nuestras relaciones. La práctica constante de la meditación ha sido para mi otra de las herramientas clave para adentrarme en ese mundo interior, encontrar la luz y la fuerza creativa, la motivación para crear, y al mismo tiempo saber que hay días en que sólo me apetece contemplarla en la mayor quietud y extasiada en la perfección de la naturaleza que nos despierta cada mañana, que nos permite renovar nuestras células o que cada mes nos prepara para la creación o la renovación. Sin embargo, se pueden utilizar otras herramientas o anclas como las afirmaciones, o las frases que nos colocamos en lugares estratégicos para recordarnos la belleza de cada fase del ciclo. 

Me gusta pensar que cada día representa una nueva oportunidad que podemos vivir desde la actitud del principiante, como se dice en meditación, la inocencia de un niño que acaba de recibir como regalo una serie de plastilinas y está maravillado con los diferentes colores y las infinitas posibilidades de crear que tiene entre sus manos, y sin pensarlo, sencillamente jugando con los colores, explora sus combinaciones, construyendo figuras, mejorándolas luego o cambiándolas, sin que necesariamente se parezca a nada de lo que está conceptualizado, dando libertad a su creatividad, disfrutando siempre, sintiendo, sonriendo, ya después le pondrán un nombre.

______

La hermosa imagen de la cabecera es una obra de Louisa Boyd y el arbol del útero en el que se respira esa conexión sagrada a la que me he referido es de Agnés Mateu.

Anuncios

Autor: Sandra Guevara

Amante del arte como medio de expresión de las emociones y herramienta sanadora. Un rato Meditadora, Moon Mother Avanzada y creativa; y otro doctora en Economía Aplicada e interesada en el desarrollo sostenible. Deseosa de compartir inspiración con todas las personas que desean desarrollar sus talentos, vivir su sueño con conciencia personal, ambiental y social. Articulista y bloguera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s