InspirArte y Ser

Un espacio para el espíritu creativo en todas las áreas de nuestras vidas.

MINDFULNESS EN FEMENINO: UNA NUEVA EXPERIENCIA CADA DÍA

Deja un comentario

La vida nos ofrece a diario miles de oportunidades para tomar conciencia del momento presente y cambiar la perspectiva, para darnos cuenta de la trascendencia de los detalles a veces ignorados, de lo afortunados que somos por tener un techo y una mano amiga, de la hermosura de la naturaleza y su perfección o lo importante de sus funciones para nuestra vida; incluso nos da la oportunidad de hacer un viaje de descubrimiento hasta la raíz de nuestras emociones y hábitos, entre otras tantas cosas.  En el caso de las mujeres, esta experiencia puede ser muy rica y variada, simplemente dada nuestra naturaleza cíclica.

La práctica del mindfulness o la conciencia plena nos permite desarrollar esa introspección que va más allá de la conversación perenne de nuestra mente ordinaria, del divagar por diversos escenarios reales o imaginados, de enlazar aleatoriamente recuerdos, tareas, deseos, preocupaciones… Y en ese estado de presencia diferente que logramos permanecemos observando sin juzgar, simplemente sintiendo y aceptando esa sensibilidad de un día, esa creatividad del otro, esa ternura que se convierte en caricias o la emoción reprimida que nos genera incomodidad, irritabilidad, dolor… Nos permite tomar conciencia de la forma que van tomando las emociones en nuestro cuerpo, el efecto de los movimientos, del peso de nuestros pasos, de las sensaciones que nos despierta un determinado tipo de música o un paseo por el parque, de nuestro nivel de ansiedad o quietud, …en fin, escuchar los mensajes de nuestro cuerpo.  Cuando hacemos las cosas desde un estado de conciencia plena todas nuestras experiencias alcanzan una nueva dimensión.

Una pequeña muestra de ello lo experimentamos quienes participamos en la Bendición Mundial del Útero este pasado 14 de mayo en Pamplona. Ya que como preparación para recibir ese regalo Uma nos propuso unos ejercicios de biodanza que nos llevaron a ese estado de conciencia al que me refiero. Partiendo del silencio interior centramos nuestra atención en el cuerpo dejándonos invadir por la música que se transformó en movimientos suaves, delicados, conectados… Esa conciencia corporal nos permitió trascender el pensamiento, pasando a experimentar las sensaciones plenamente, a involucrarnos en el acto de caminar, de escuchar, de danzar, o de expandir nuestra energía. Esto elevó nuestros niveles de percepción para introducirnos más tarde en una experiencia muy potente de hermandad, con todas las mujeres que participaron apoyando a las otras en su renacer a la sexualidad sagrada. Fue extraordinariamente hermoso y emocionante. En un momento dado sentí que al fundirnos en ese abrazo colectivo final estábamos formando una matriz palpitante, en silencio y profunda conexión con la vivencia del momento presente, donde lo único que cabía era ese suave canto que entonó Margarita. Literalmente, qué bendición!!!!

ciclomenstrualPero esta misma experiencia  en otro día sin luna llena, en el medio de otras circunstancias, y en otra etapa de nuestro ciclo tal vez despertaría sensaciones diferentes. Por ello es importante no generar expectativas al respecto, mantener la mente de principiante. Algo clave en el caso de las mujeres quienes debemos tener presente que nuestra naturaleza abarca un recorrido de cuatro fases concatenadas en las que nuestras hormonas no dejan de producir cambios importantes como el crecimiento de los folículos en los ovarios, el engrosamiento del endometrio, el mágico viaje del óvulo hacia el útero a través de las trompas de Falopio, y dependiendo de la fecundación o no del óvulo nos preparan para comenzar un nuevo ciclo hacia la plenitud, lo que requiere atravesar por unos días de depuración .

Generalmente centramos la atención en esta última fase estacando sus aspectos más complejos de gestionar e ignorando los otros. Tomar conciencia de esas fuerzas que se mueven dentro de nosotras nos ayuda a manejar mejor esos días e incluso descubrir en nosotras mismas sus cualidades, aprovechando esos dones para renovarnos y alcanzar nuestros objetivos, tal como nos plantea Miranda Gray en su libro Momentos Óptimos de la Mujer. hormonas femeninasEs realmente interesante aprovechar esas fases en las que estamos más creativas para innovar en nuestras labores profesionales o personales y darnos permiso para descansar un poco más cuando lo necesitamos o aprovechar para hacer también limpieza a nivel emocional cuando corresponde, soltando los patrones, hábitos  o pensamientos que ya no nos sirven. Todo ello requiere del ejercicio de nuestra conciencia plena para escuchar los mensajes que constantemente nos está  enviando nuestro cuerpo y que pasan desapercibidos en la maraña de ruidos, actividades, preocupaciones. Miranda sugiere que nos planifiquemos tomando en cuenta las cualidades que destacan en cada fase del ciclo, para lo cual resulta de gran utilidad trabajar con el diagrama lunar, como propone en su libro anterior Luna Roja. Se trata pues de salir de nuestro modo de actuar con el “piloto automático ” para asumir la conducción -con plena conciencia- de lo que hacemos, comemos, decimos, procesamos, ocasionamos en nosotras mismas y en los demás…

Cuando empezamos a integrar esa sabiduría innata de nuestra naturaleza cíclica fluimos de manera más suave, danzamos con nuestras cambiantes energías y obtenemos mejores resultados. Re-conectar con esa fuente de saber  nos permite renovarnos en cada ciclo, incrementar nuestra creatividad y asertividad, vivir plenamente conscientes, agradecidas de todas las potencialidades de nuestro ser y disminuir el conflicto interno o con los demás. Ese cambio de perspectiva también involucra a las mujeres que ya alcanzaron la menopausia aunque sus funciones hormonales hayan cambiado y ahora se apresten a vivir su segundo florecer, como la define la Dra. Christiane Northrup. Esa memoria celular cíclica está allí y nos podemos conectar con las cualidades que experimentamos en el pasado, teniendo además la capacidad para conectarnos también con los ciclos de la naturaleza y percibir su influencia: la luna, las estaciones, las posiciones de los astros. En síntesis, cada día una experiencia única que involucra el punto de partida del verdadero empoderamiento femenino.

Si a ello agregamos los beneficios que las investigaciones científicas han confirmado respecto a la práctica de la conciencia plena entonces el panorama es ciertamente estimulante. Además de los efectos sobre la capacidad de concentración, presión arterial, memoria, creatividad, hay algunos médicos y psicólogos que lo aplican en el tratamiento de desordenes alimenticios depresión, adicción, fibriomialgia, estrés, recuperación de pacientes sometidos a tratamientos de cáncer, etc. Entre los estudios más recientes que se han hecho quisiera destacar uno relativo al mejoramiento del deseo sexual femenino con terapias basadas en Mindfulness así como otro que demuestra su utilidad en casos de mujeres que han sido maltratadas durante su infancia.

Anuncios

Autor: Sandra Guevara

Amante del arte como medio de expresión de las emociones y herramienta sanadora. Un rato Meditadora, Moon Mother Avanzada y creativa; y otro doctora en Economía Aplicada e interesada en el desarrollo sostenible. Deseosa de compartir inspiración con todas las personas que desean desarrollar sus talentos, vivir su sueño con conciencia personal, ambiental y social. Articulista y bloguera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s