InspirArte y Ser

Un espacio para el espíritu creativo en todas las áreas de nuestras vidas.

LOS SOÑADORES TAMBIÉN SE VAN DE VACACIONES

Deja un comentario

Se acerca el verano y en España se respira ánimo vacacional, ganas de descanso, todos queremos disfrutar del buen tiempo, tomar hasta el último rayo de sol para revitalizarnos, que se nos  impregne la calidez en nuestras células…  También el Club de los Sueños Creativos necesita una pausa para reinventarse, después de diez meses de encuentros regulares. Aprovecharemos para cargar las baterías y regresar listos a contactar con nuestra más pura esencia, a seguir construyendo el presente y el futuro a la medida de nuestros sueños, sin dejar de expresar lo que nuestras almas desean profundamente.

Esta semana nos encontramos en un lugar diferente, y le dimos al momento el toque de cierre de ciclo. Ha sido una sensación hermosa darnos cuenta de cómo hemos ido cambiando nosotr@s mism@os con nuestros proyectos, cómo este proceso de materializar un sueño se puede volver transformador. Estoy sumamente agradecida a tod@s por ser parte de este “experimento” tan nutritivo, por lo compartido en este viaje en el que nos hemos embarcado junt@as y que unas veces nos lleva dentro y otras fuera, pero sin perder el rumbo onírico que nos inspira.

Definir el proyecto fue un reto, darnos el permiso para dedicar tiempo y energía a materializarlo también.

Algunos iniciamos el recorrido con un sueño o proyecto que estaba más o menos definido, mientras otros teníamos ideas generales que fuimos afinando en el camino, o que se fueron dividiendo en varios proyectos independientes, con avances dispares. Pero casi todos los proyectos han ido evolucionando hacia algo totalmente diferente de lo que eran al principio, a pesar de mantener la esencia de cada quien; esa que quisimos contactar desde el principio para corroborar que dedicaríamos nuestro esfuerzo y energía a un sueño verdaderamente propio.

Pese a los avances, no hemos estado exentos de  dudas, miedos, postergación...

No obstante el ejercicio inicial de contactar con nuestra esencia antes de ponernos en marcha y comenzar con entusiasmo, por momentos algunos hemos tenido que tomar una pausa para atender al soñador, para aclarar las ideas o para lamernos las heridas y prepararnos para retomar el rumbo. También las puertas que se cerraron a uno de los proyectos más acabados y mejor definidos a poco tiempo de comenzar retumbaron en los corazones de todo el grupo. Sin embargo, hemos perseverado, y al final todos hemos ido dando pequeños pasos en la dirección elegida. Algunas veces se hace necesario ir adentro al reencuentro de la pasión que nos permita seguir a toda costa, arriesgar, confiar.

El grupo ha sido verdaderamente ancla, apoyo e inspiración

En este proceso hemos corroborado la importancia de la Tribu, como la llama Ken Róbinson en sus libros El Elemento y Encuentra tu elemento. La Tribu la conforman esas personas que comparten tu misma pasión, el mismo deseo de descubrir tus talentos y aprovecharlos, hacer aquello para lo que han nacido. Además, señala algo clave y es que tu tribu “sabrá ver en tus  fracasos la semilla de tu éxito”.   El grupo nos ha servido para compartir ideas, información, consejos, animarnos en momentos de bajón, inspirarnos, reafirmarnos, retroalimentarnos con sus comentarios sobre los pasos que vamos dando. Todavía recuerdo el día que cada uno hizo su  “elevator pitch” (esa presentación brevísima de nosotros y/o de nuestro proyecto que tiene que resultar clara y a la vez cautivante). Fue muy simpático y cada un@ aportó su granito de arena para optimizar el mensaje oral y corporal. Otro aspecto que considero que ha sido genial es que cuando alguien no ha logrado avanzar también ha encontrado en el grupo ese espacio de confianza donde expresarlo con total franqueza  o como resultado de la interacción se ha inspirado para dar el siguiente paso.

Esta última jornada nos ha servido para hacer un balance y mirar hacia el futuro, porque hay que reinventarse cada día.

En esta oportunidad hemos hecho un repaso de lo vivido desde aquel día en que nos comprometimos en este recorrido, pasando por la amena jornada de  representación manual de nuestro proyecto (que nos sirvió para que nuestro hemisferio derecho presentara también su perspectiva) hasta estos últimos encuentros en los que los avances son distintos y las perspectivas de algunos proyectos más claras que otros.  Para mi ha sido muy grato que el grupo quiera continuar. Eso implicará, sin embargo, una cierta reinvención.  Ya algun@s han lanzado ideas para esa nueva etapa: más estímulo a la creatividad, más coaching personalizado, mayor frecuencia, otros términos…  Me puedo imaginar lo divertidas que serán unas sesiones de pensamiento lateral o divergente a la vuelta de las vacaciones para reconducir nuestras actividades y redefinir los planes de acción, siempre conscientes de nuestra naturaleza cíclica (porque la mayoría somos mujeres!).  Aprovecharemos el verano para que su luminosidad impregne nuestro propósito de ser fieles a nuestra esencia.

Y tú, ya encontraste tu tribu?

Estás entonando la melodía impresa en tu alma?

 

Anuncios

Autor: Sandra Guevara

Amante del arte como medio de expresión de las emociones y herramienta sanadora. Un rato Meditadora, Moon Mother Avanzada y creativa; y otro doctora en Economía Aplicada e interesada en el desarrollo sostenible. Deseosa de compartir inspiración con todas las personas que desean desarrollar sus talentos, vivir su sueño con conciencia personal, ambiental y social. Articulista y bloguera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s