InspirArte y Ser

Un espacio para el espíritu creativo en todas las áreas de nuestras vidas.

CUANDO LAS AGUAS SE AQUIETAN SE PUEDE VER EL FONDO…

6 comentarios

Esa imagen de cuando observamos un lago cuyas aguas han sido removidas y tenemos que esperar que se asiente el fondo para poder disfrutar de nuevo de una visión clara es una de las representaciones visuales que me gusta utilizar para referirme a algunos de los efectos de la meditación. Suspender tanto hacer y estar fuera para viajar a las profundidades cristalinas de nuestro interior o permitir que la luz nos revele el contenido de lo que hay allí es indescriptible. Hoy, sin embargo, quiero usar el símil porque refleja perfectamente lo que he sentido después del encuentro Women Circles 2015. Es sentir el efecto en nuestro interior  de ese abrazo sentido que nos une y querer ver la imagen clara de su trascendencia sanadora, respirar el alivio, dejar florecer los brotes que anidaban en la tierra interior y sentir los caminos que se abren…

Amalurra_DiosaHan pasado ya dos semanas desde que regresamos de ese bello paraje donde nos reunimos con mucha ilusión. Ha pasado el tiempo volando entre una cosa y otra, pero eso ha permitido que se asentaran un poco las emociones y que emerja cierta claridad… Fue tan poderoso, tan profundamente sanador… Me gusta este cerrar los ojos para hilar recuerdos que han quedado tatuados en el alma y hacerlos palabras, amasar las múltiples sensaciones con el regocijo de haber tenido la maravillosa oportunidad de participar de esta experiencia.

Desde que recibí la invitación de parte Marta Martinez Arellano y Amaia Ariztiegui Women circles 2015 Amaia y Martame sentí honrada y agradecida. Intuía que aquel círculo sería especial, pero no imaginaba cuánto. No conocía a algunas de las chicas que formaban parte del grupo de mujeres dinamizarían las distintas actividades propuestas pero había escuchado hablar de su trabajo y en nuestra primera reunión ya pude sentir la fluidez y la armonía, cosa que reinó durante todo el proceso. Además, mi querida hermana del alma Hortensia Carrer aceptó encantada venir desde Barcelona a poner su valiosa experiencia y conocimiento al servicio de este encuentro circular. Los planteamientos de cada una conformaban un itinerario muy completo por el cuerpo, la mente y el espíritu bajo aquel lema de Sanarnos a nosotras, y sanar la tierra. Sin embargo, como en la naturaleza, no sólo son las partes que conforman un ecosistema sino las interacciones que se generan entre cada una de ellas las que determinan la salud del mismo. Esa interacciones se dieron con tWomen Circles 2015 Hortensiaodo el cúmulo de poderosas mujeres que participaron de este encuentro. Se generó un intenso intercambio de saberes, cuentos, visiones, energías, bendiciones, confidencias, sanaciones y mucho más de lo que pueda relatarse con palabras. Las experiencias vividas alcanzaron una dimensión impresionante, no sólo en el plano individual sino también colectivo, trascendiendo también tiempo y espacio.

Por ello quiero reiterar mi agradecimiento a cada una de las mujeres que escucharon el llamado de su corazón a formar parte de este encuentro y se sumergieron con apertura y autenticidad en cada actividad propuesta. Sus sinceras expresiones de aprecio y gratitud tuvieron como dulce síntesis la interrogante sobre la fecha del próximo encuentro. Creo que eso simplemente dice mucho de los resultados.

No obstante, estoy convencida de que nuestra comprensión de la sanación peWomen Circles 2015 bowlrsonal y ancestral que se produjo allí es absolutamente minúscula y necesitaremos tiempo para que el fondo se revele gracias a la claridad de la visión que facilita la calma y la perspectiva. Esas aguas no se estancan; fluyen serenamente, impregnándonos de ideas, motivación… Desprendiendo aromas a vida, a unidad, a confianza; reforzando valores femeninos como la colaboración, la escucha y la capacidad de interconectar.

Mientras la visión se aclara, comparto los sentidos y hermosos relatos de otras dos protagonistas de estas vivencias tan significativas.

HOY

IMG_2149

“Hoy me levanté y no estaba sola. Hoy me levanté y como cada mañana, sentí junto a mis pasos, los pasos de mi historia y de mi estirpe. Pero hoy me levanté y junto a ellos, caminaban también los de vosotras.

Hoy me levanté y saludé, en el rosario nudoso de mi espalda, el recuerdo sonriente de Carolina, y no me sentí dura, sino crujiente… El repicar de mis articulaciones me devolvió la sonrisa reconfortante de Amaia, al tratar de sujetar, en círculo imposible, la yema de los pies, allí donde espejea el corazón. El círculo perfecto que pliega un cuerpo ya no tan flexible.

Hoy me levanté acompañada, revuelta por la danza poderosa que desnudó danzante mi alma y alineó tras de mí a mi linaje. Y ya no me asustó, porque contigo aprendí a pedir a la rama de ayahuasca deseos poderosos para mi mañana.

Hoy, yo que ya no sangro, me levanté fértil con mi árbol interior lleno de flores. Las raíces fuertemente ancladas en territorio agradecido. Rodando entre las hojas de mis dedos la seda transparente de la más luminosa delicadeza proyectándose al infinito como un rayo.

Hoy escribí con mis caderas la Fe que a mi me habita. Sintiendo el tintineo del pañuelo en mis caderas. Feliz y arrebatada como una Sabina sonriente.

Hoy tengo la certeza de que el resonar poderoso de ese cuenco tibetano que habita en la garganta de una mujer sudafricana, hace retumbar los cimientos de una europea arrepentida y conmueve el vasto océano que baña el alma mestiza de las americanas.  Pues no sólo el Skype te incluye en nuestro círculo, es la onda poderosa de una emoción que agita las aguas quietas de un mar de energía lo que nos hermana.

Hoy siento que el perdón que nos dijimos se pliega ante el Amor encerrado en caricias, sonrisas y susurros. Hoy el peso condensado de mi historia, los nudos intricados de mi estirpe, se tejen IMG_2115invisibles con los tuyos en un amoroso y vasto mantel de seda cómplice que sirve de telón para mi ofrenda. Y así el susurro liviano de los amores que lo anudan, lo hacen ondear sobre mis hombros, como una capa larga, larga, larga de superheroína infinita.

Hoy al levantarme bebí el agua poderosa que recibió la vibración de nuestras almas y vi en ella tus ojos silentes, tu tintineante alegría que es la mía, tu fragilidad que me sostiene, tu olor embravecido, tu fuerza poderosa que da vida entre estertores, tu risa que restalla en mis oídos, latiendo al son de nuestro encuentro.

Ya se que nuestros hijos no nos pertenecen, que nos vienen prestados y nos enseñan a aligerar la carga que nos pesa, a celebrar la vida y sus quehaceres, a reconocer la abundancia que nos habita y se derrama. Ya se que se pertenecen sol@s más allá de nuestros brazos mientras éstos los acogen en amoroso abrazo, y aún así quiero transmitir con ellos esta nuestra historia. Ya vi en tus ojos los ojos de mi hija, la risa de mis hijos, el amor de los varones de mi casa, el futuro que no nos aguarda, sino que se construye con tus-mis afectos y mis pasos.

klimt.jungfrauHoy yo me levanté y no estaba sola. Estabas tú allí, conmigo. Hoy también comprendí lo que contaron mis mayores que yo soy tu y tu eres yo, parte de mi que somos Uno. Hoy siento en mí la alegría de tus pasos, el tronío poderoso de una Emperatriz sobre la tierra.

Hoy quiero perpetuar ese latido y latir contigo a cada paso, para hacer infinito ese momento que se me regaló como Presente ahí a tu-mi lado. Hoy se que puedo hacerlo, porque en todo círculo, allí donde termina está el inicio…

Ubuntu

Newal te Tewatl Ne

In Lak’ech hala ken

So ham ham so

GRACIAS!”

Marta MArtinez Arellano

EL SENTIR DE HORTENSIA

“Lo que mis células grabaron seguro no lo olvidaré y me servirá para tenerlas en un lugar en mi memoria. En ese sueño que compartimos durante el fin de semana …. bailamos, danzamos, aprendimos de manera consciente nuestra femenina anatomía, cómo cuidarla y protegerla, ritualizamos el desprendimiento de parte de nuestra sombra mientras aprendíamos cómo se forman en nuestro cerebro esas nubes oscuras. Elevamos nuestros rezos con fuerza y claridad convocando a la infinita generosidad del Universo, volvimos a danzar como lobas mientras la luna, una vez que sombreó al rey sol ecipsándolo por unos momentos, nos hacía un guiño celebrando con nosotras nuestro sagrado despertar.

DSC_0980Así continuamos  a la sombra de la luna semilla e  invocábamos a nuestras ancestras sin olvidar pedir bendiciones a las guardianas de las cuatro direcciones, invocamos a nuestros hombres, movimos caderas, vientres, lumbares, sacros…….recogimos el aliento venido de la diosa y nos bendijeron nuestros úteros y seguimos cantando para pedir bendiciones  a  nuestros amigos, familia, sin olvidar  bendecir también a nuestros enemigos, esos que más nos enseñan.

Todo esto ocurría bajo la luz  de un rojo corazón en el centro del mandala y seguimos compartiendo el sueño ……y escuchamos cuentos al son del tambor, nos integramos a la energía de los miles de meditadores de la rejilla de cristal que envuelve de pensamientos nuestra casa común, nos unimos a la chispa equinoccial que en el cosmos anuncia el comienzo de la rueda infinita de las estaciones y así fue bajando la diosa, convocada al son de la risa y del llanto, del canto y del rezo, del baile y de la palabra sentida……hasta que llegó la hora de despertarse del sueño compartido y una de nosotras logró  con sus palabras y su dolor ancestral  la epifanía que mostró el llanto,  la compasión,  y la súplica del perdón de nuestros ancestros,  asumiendo de esa conmovedora manera la responsabilidad de tanto dolor infligido. Se reveló  esa conciencia secular de la violencia y el desprecio que ejercemos sobre los que son diferentes, afortunadamente nos hemos dado cuenta de nuestras atrocidades. Hoy día  sabemos que no nos pertenecen pero así como cargamos con lo hermoso de nuestros ancestros  también cargamos con el horror  y esto es lo que limpiamos a la  manera femenina en el cierre de este inolvidable encuentro de mujeres que fuimos convocadas bajo el rezo de: Sanando a Nosotras, Sanando a la Madre Tierra y así fue”.

Hortensia Carrer-Blandin

Anuncios

Autor: Sandra Guevara

Amante del arte como medio de expresión de las emociones y herramienta sanadora. Un rato Meditadora, Moon Mother Avanzada y creativa; y otro doctora en Economía Aplicada e interesada en el desarrollo sostenible. Deseosa de compartir inspiración con todas las personas que desean desarrollar sus talentos, vivir su sueño con conciencia personal, ambiental y social. Articulista y bloguera.

6 pensamientos en “CUANDO LAS AGUAS SE AQUIETAN SE PUEDE VER EL FONDO…

  1. Qué preciosa está esta entrada, realmente muy inspiradora.

  2. A ratos, algunos pasajes me ha recordado una cita que encontré hace poco: “The quieter you become, the more you can hear.” ― Ram Dass. Gracias por compartir.

  3. Pingback: CUANDO LAS AGUAS SE AQUIETAN SE PUEDE VER EL FONDO… | women circle 2015

  4. Pingback: RECUERDOS DE UNA TRASCENDENTAL EXPERIENCIA: EL ENCUENTRO DE CÍRCULOS | Bendición del Utero Navarra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s