InspirArte y Ser

Un espacio para el espíritu creativo en todas las áreas de nuestras vidas.

VOLVER AL MUNDO REAL DE LA MANO DE LO FEMENINO

4 comentarios

Después de esta larga ausencia tengo que confesar que había escuchado muchas historias sobre lo complejo de completar una tesis doctoral. Recuerdo que una amiga comentaba que ella incluso tuvo que organizar una habitación de su casa para encerrarse sola allí a investigar, escribir, dormir… He escuchado otros relatos de la pesadilla en la que se convirtió esa fecha límite a la que parecía no poder llegarse habiendo digerido toda la montaña de libros, papeles, estadísticas, etc. que se han ido acumulando en el camino. Cada quien te da consejos o recomendaciones, pero lo cierto es que hay que vivirlo para comprenderlo. Ahora es que he podido entender a mi amiga, después que tuve que desconectarme del mundo exterior por un tiempo para poder presentar a tiempo un resultado decente de esa investigación tan interrumpida por las mudanzas de Valencia a Madrid, de Madrid a Pamplona; el proceso de volver a comenzar en un nuevo entorno; el tener que trabajar porque la investigación no está financiada; viajes intempestivos, etc.  pero sobre todo por los sucesos más complejos que me ha tocado lidiar en mi vida: el reto de múltiples dimensiones de un cáncer de mama y el asesinato del menor de mis hermanos en la convulsionada Venezuela.

Me costó mucho encontrarle sentido a dedicarme otra vez a mi investigaciónque de pronto se había vuelto intrascendente ante la magnitud de lo que significa simplemente estar vivo, porque precisamente ambos eventos evidenciaban la maravilla del regalo de la vida.  No obstante, en las profundidades de la vulnerabilidad y el duelo siempre hay una luz y una motivación que nos permite salir a flote y reencontrar la fuerza para superar los desafíos. Tener un hijo, el apoyo incondicional de mi esposo, amigos que son como ángeles, el amor de la familia, la espiritualidad, la belleza de un nuevo amanecer o el recocijo de la pintura, las manualidades… son algunos de esos motivos que figuran en mi lista.

Pero en medio de redefiniciones y divagaciones, me sorprendió un día un mensaje de la Universidad advirtiendo sobre la pronta expiración  de la fecha para presentar la tesis doctoral. Estuve ponderando unos días si realmente me iba a dedicar a concluirla, valorando no sólo el tiempo y el dinero invertido sino también  el esfuerzo y la dedicación. Recordé Las circunstancias en las que había llevado a cabo el trabajo final de la suficiencia investigadora y me dije, si fuiste capaz de terminar de escribirlo encima de la cama del hospital, unas pocas horas antes de que te operasen y presentarlo oralmente un día después de culminar el tratamiento de radioterapia ¿cómo no vas a ser capaz de hacerlo ahora?

Ciertamente se necesitaba algo más que valor; y entonces me dedique a darle sentido a esa cantidad de información que había recabado hasta el momento, seguir investigando, y sobre todo, escribir ordenadamente al respecto. Ya en la recta final tuve que abstraerme totalmente para poder llegar a la meta que se venía encima inmisericordemente! Un día mi esposo llegó al final del día a casa y me preguntó – ¿qué has pensado que podríamos preparar de cena para esta noche?- Mis oídos no atinamban a entender; salí de pronto de aquel sopor de letras y conceptos con los ojos como unos huevos fritos, sorprendida de aquella interrogante terrenal, y le contesté aterrorrizada -¿cena, comida? No sé, no se me ocurre nada, no he pensado nada… El pobre me miró comprensivamente y entendió que tendría que hacerse cargo también de la comida o estaría destinado a pasar hambre porque yo estaba totalmente absorta en mi mundo, en el que me encontraron también algunos amaneceres…

Pero bueno ¡terminé la tesis! Con algunos aciertos y unas cuantas deficiencias pero salí de eso. Cerré un ciclo, porque yo tiendo a empezar muchas cosas y dispersarme. Entregué la versión escrita con un poco de terror y después del oasis de la navidad y el reencuentro con mi hijo y afectos de larga data, volví al desierto a prepararme para la defensa frente al tribunal. No era fácil enfrentarme a esos tres caballeros con la idea de que la sostenibilidad tiene que incorporar la perspectiva femenina también en la economía. Al menos uno de ellos estaba convencido de que la economía sería de verdad sostenible si se integrasen los ciclos de la naturaleza, pero lo de la mujer…. buen, no dejaba de intimidarme la situación y por supuesto estaba nerviosa. Afortunadamente hoy es sólo el recuerdo de una prueba superada con éxito, y estoy profundamente agradecida a la vida por esta experiencia.

He aprendido mucho en todo este proceso, sobre todo de lo que no debe hacerse! Después de unos días en los que la caída brusca de la adrenalina me impulsó a dormir y regodearme en cosas que no requiriesen demasiado esfuerzo como volverme a interesar por alimentarme adecuadamente, siento como que estoy volviendo a la realidad, reconectando con el mundo exterior. Y lo mejor de todo es que esto ha coincidido con dos trabajos voluntarios que he tenido la oportunidad de hacer para contribuir a que las mujeres rescaten su verdadero poder y su salud, sin tener que confrontarse con nadie, sino fortaleciéndose internamente, reconciliándose con sus ciclos y sus dones femeninos para sacarle mayor partido a su poder creativo y su comprensión de las cosas.

RaymondeEl fin de semana del 6 y 7 de febrero tuve el honor de servirle de intérprete a Raymonde Mayer, quien estuvo en Pamplona una vez más enseñando Chi Kung (Qi Gong) de la Mujer. Una práctica ancestral china fundamental para la salud femenina. Hace ya un par de años que asistí por primera vez a uno de estos talleres con ella y sentí como que hubiera encontrado la pieza del rompecabezas o puzzle que faltaba a mi trabajo con lo femenino. Son unos movimientos esenciales para nuestro bienestar físico, mental y espiritual. Raymonde es un ser extraordinario, que camina por la vida practicando su mensaje, aplicándolo en su propia vida y una maestra que lo enseña de maravilla. Sólo verla a ella con su edad (+de 60) moviéndose con tal flexibilidad y fluidez me inspira a querer estar en ese estado de salud. Además, cada una de sus reflexiones me llegan al alma y mi cuerpo celebra no estar todo el día pegada a una silla y un ordenador sino revitalizándose por un rato. Esta ha sido una manera fabulosa de reconectar con el espacio y atender mi cuerpo.

No obstante, los regalos no terminan allí. El fin de semana, 13 y 14 de febrero tuve otra oportunidad de oro. Le estuve sirviendo de intérprete a Miranda Gray quien estuvo en San Sebastián/ Donosti transmitiendo sus enseñanzas a un numeroso grupo de nuevas Moon Mothers. Treinta y seis maravillosas y comprometidas mujeres que ahora difundirán este mensaje fundamental de abrazar nuestra naturaleza cíclica y la importancia de volver a considerar nuestro útero como algo sagrado. A pesar de no ser mi profesión y de haber tenido siempre un gran respeto por las intérpretes, tuve la osadía de ofrecerme para colaborar en lo que hiciera falta, incluso la traducción !!! Claro, me di cuenta después que con mi estado de agotamiento mental y la complejidad de ir no sólo traduciendo simultáneamente lo que otra persona está Mirandabexpresando, sino tambien asegurarme de que esa idea traducida al español se comprenda era un reto inmenso, sobre todo si tenemos en cuenta el caudal de información y de energía que se mueve durante todo un fin de semana en uno de estos talleres y la increible resistencia de Miranda. Fue un desafío, realmente; especialmente cuando yo le servía para indicar cómo se colocan las manos sobre la receptora mientras seguía traduciendo… La energía me perturbaba un poco… Ya una vez que me fui ajustando a su ritmo y  a la energía la cosa fluyó bastante bien. En cualquier caso, me siento afortunada por esta maravillosa oportunidad para reconectarme con mi esencia, reencontrarme con mis hermanas Moon Mothers que llevan la coordinación en España y llevan a cabo una montaña de trabajo súper admirable, conocer a este grupo de nuevas Moon Mothers que han iniciado el camino, e inspirarme con esta extraordinaria mujer y maestra que es Miranda, quien no para un instante durante esas prolongadas jornadas y tampoco deja de trabajar durante sus viajes. Nuestra conversación durante la única vez que se sentó a comer con calma fue realmente interesante y nos llevó a temas de gobernanza que precisamente se relacionan con mi tesis doctoral… Casualidad o sincronía????!!!!

En fin, volver al contacto con el mundo exterior de la mano de lo femenino ha sido una bendición. Ha sido intenso en los dos casos pero gratificante al máximo. La energía que nos envuelve cuando nos conectamos con nuestra esencia y la que podemos esparcir por el mundo tiene otro aroma, otro color.  El rescate de la autenticidad femenina crea un nido de sedas en nuestros vientres donde se posa ese caldero dorado en el que se refleja la  luz de la luna. Unas plateadas irr20141224_205648adiaciones que tambien bañan nuestro pechos donde el corazón henchido de tantas maneras de amar disipa las inquiestudes y los juicios críticos, para limitarse a ser, a vibrar en otra frecuencia donde se escucha una melodía suave, armónica y profundamente sanadora.

La preparación y recarga de energías ideal para esta nueva etapa en la que inicio nuevos proyectos que espero comiencen a florecer con la llegada de la primavera. Mucho más para agradecer a la Divinidad.

 

 

 

Anuncios

Autor: Sandra Guevara

Amante del arte como medio de expresión de las emociones y herramienta sanadora. Un rato Meditadora, Moon Mother Avanzada y creativa; y otro doctora en Economía Aplicada e interesada en el desarrollo sostenible. Deseosa de compartir inspiración con todas las personas que desean desarrollar sus talentos, vivir su sueño con conciencia personal, ambiental y social. Articulista y bloguera.

4 pensamientos en “VOLVER AL MUNDO REAL DE LA MANO DE LO FEMENINO

  1. Admirable! Es el adjetivo que se me ocurre para todo tu esfuerzo. Admiro tu perseverancia, pero sobre todo el hecho de que estés tan convencida de lo que quieres. Esta vez me has dejado ver lo importante que es tener claro lo que se quiere y comprometerse con ello.

  2. Prima querida, gracias. Algunas veces no lo tengo tan claro… Pero entonces me abro a las posibilidades que me brinda la vida. Un abrazo inmenso.

  3. Querida Sandra,
    me emociono al leer tu relato en primera persona de un tiempo en el que hemos compartido los hechos semanalmente.
    Sí he sabido de hechos relevantes en tu vida y he intentado apoyarte lo más posible aunque sigo creyendo que incluso en esos momentos tu me has dado mucho más que yo a ti. Me alegro de que la tesis se haya acabado con este resultado después de tus tantas dudas, porque alguien tiene que poner la primera piedra de la visibilidad de la relación entre el ciclo femenino y la economía y nadie mejor que tu para plantar esta primera semilla.

    Te agradezco que me muestres esa acogida tan generosa, tuya y de tu marido, y al mismo tiempo tanto respeto a mis silencios, a mi vulnerabilidad y a mis momentos. Cuando estoy contigo pienso: “yo también quiero ser así”.
    Un besazo
    Ruth

    • Querida Ruth, me embarga una gran emoción al leer tus palabras. Gracias. Los momentos que compartimos juntas tambien me nutren a mi y es una buena ocasión para expresarlo. Por otra parte, las cualidades que aprecias en mi sólo son un reflejo de tu corazón. Un abrazo infinito.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s