InspirArte y Ser

Un espacio para el espíritu creativo en todas las áreas de nuestras vidas.

Trabajo en equipo, creatividad y Chi Kung para dar la bienvenida a la primavera.

Deja un comentario

Los expertos en innovación destacan la importancia de propiciar un ambiente de libertad y colaboración para que fluyan las ideas y la creatividad se exprese de manera natural. Así se pueden explorar opciones diversas, intercambiar puntos de vista, ensayar, fallar, reintentar, solventar creativamente los problemas que puedan surgir y motivarse unos a otros. Esto es precisamente lo que hemos hecho este este fin de semana  el equipo de la asociación Arch Écovital.

Después de una activadora práctica de Yang Sheng el sábado, hemos imagecompartido una grata comida durante la cual intercambiamos ideas sobre cómo abordaríamos la transformación del jardín de la casa donde funciona la asociación. Ya Michèle y Raymonde habían comenzado a preparar el terreno, retirando las plantas y raíces que no cumplían una función dentro del plan de convertir aquello en un espacio de inspiración y  nutrición. Toda una lección de limprieza primaveral para prepararse para lo nuevo. Asimismo, habían estado estudiando el sistema de cultivo que se utilizaba en Francia enla época medieval -el cual propicia la diversidad biológica-, y habían comprado los materiales necesarios, las plantas ornamentales, etc. Pedro comenzó a hacer los primeros esbozos del mandala el sábado y se nos ocurrió utilizar unos recortes de vidrios coloreados que estaban guardados por allí para hacer el centro.  Todo estaba listo para operar la magia de la transformación…

El equinoxio de la primavera nos ha ofrecido el momento perfecto para ello y el tiempo nos ha acompañado con una día soleado de temperatura ideal. Un domingo animado por la ilusión en el que fuimos paso a paso poniéndonos de acuerdo en la delimitación de los espacios, midiendo, intercambiando perspectivas, risas y estímulos.

Pero también con cierta libertad para crear, improvisar, equivocarnos y proponer alternativas… El centro del mandala por ejemplo no lo pudimos terminar pero al final cambiamos de idea y quedará para otra cosa.

Como no podía ser de otra manera, con la guía de Raymonde Mayer, terminamos con una forma del Chi Kung que es pura poesía en movimiento. ¡Qué privilegio poder conocerla y tenerla como maestra!

Claro, esto no ha sido sino el principio. Aún nos queda mucho  por hacer, por sembrar, por cuidar, por nutrir…pero ha sido un maravilloso comienzo y una experiencia muy hermosa en el plano humano: entendimiento y aprendizaje, adaptación a los ciclos de la naturaleza,  profundización de los lazos de amistad y celebración de la vida.

 

 

Anuncios

Autor: Sandra Guevara

Amante del arte como medio de expresión de las emociones y herramienta sanadora. Un rato Meditadora, Moon Mother Avanzada y creativa; y otro doctora en Economía Aplicada e interesada en el desarrollo sostenible. Deseosa de compartir inspiración con todas las personas que desean desarrollar sus talentos, vivir su sueño con conciencia personal, ambiental y social. Articulista y bloguera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s