InspirArte y Ser

Un espacio para el espíritu creativo en todas las áreas de nuestras vidas.

Saintes-Maries-de-la-Mer un lugar de leyendas y fervor donde se inicia “el camino” de María Magdalena.

2 comentarios

Hace pocos días tuve la oportunidad de visitar algunos lugares del sur de Francia, entre los que se encuentra esa localidad de la Camarga cuyo nombre, Saintes-Maries-de-la-Mer, constituye una veneración a las Marías en la vida de Jesucristo y un sitio de peregrinación de los gitanos cuya patrona, Santa Sara, es en si misma un misterio. Retando las lagunas existentes en cuanto a constatación histórica de algunos aspectos y en ausencia de versiones de la propias protagonistas, se tejen todo tipo de historias que dan vida al creciente culto a una figura femenina más integral que complemente la imagen virginal de María madre o la de impura arrepentida y penitente que refleja el Nuevo Testamento cuando se refiere a María Magdalena. Algunos estudios comienzan a hablar de una especie de “camino” que sigue los pasos de esta mujer cuya vida podría haber sido mucho más importante para el cristianismo y hasta pionera del movimiento por la igualdad entre los sexos, propugnando la emancipción del esquema patriarcal como señala el profesor J.J Tamayo de la Universidad Carlos III de Madrid. Por ello los “caminantes” son tanto católicos como personas que no profesan religión alguna e incluso lo que se ha calificado como neopaganistas porque honran la sacralidad femenina.

1024px-Notre_Dame_de_la_Mer_01Saintes-Maries-de-la-Mer es una población de la costa mediterranea que se encuentra al final de los humedales que rodean la desembocadura del pequeño Ródano donde abundan las aves y una hermosa raza de caballos típica de la zona que complementa un paisaje muy singular. Según una popular versión que podemos incluso leer en la Iglesia de Nuestra Señora del Mar hasta allí habrían llegado milagrosamente, en una embarcación sin velas, Santa María Jacobé y Santa María Salomé huyendo de la persecusión de los seguidores de Jesús después de su crucifixión. Otros creen que en esa embarcación llegaron la Virgen María, sus hermanas, Santa Ana y María Magadalena con su hija. Algunos más escepticos piensan que puede haber interés en darle el alo de milagro al asunto y que  habiendo sido María Magdalena una de las seguidoras de Jesús que asistian al maestro con sus bienes (como dice el Nuevo Testamento) es probable que ellas mismas hubieran elegido el destino y no el azar.

Lo que si es cierto es que en las excavaciones hechas en esta iglesia se encontraron las reliquias que pertenecerían a Santa María Jacobé y Santa María Salomé, mientras María Magdalena se habría marchado a predicar en otros lugares de Francia, primero Marsella y más tarde a Sainte Baume o tal vez más allá según la versión. También se encuentran allí los restos de Santa Sara o Sara Kali, quien constituye un personaje tan misterioso que ha dado lugar a las más diversas hipótesis, incluyendo la de ser una esclava egipcia de la Virgen por su tono de piel oscuro; quizás una habitante de la localidad quien le habría dado refugio a las Marías, o según los más osados, la hija de Jesucristo y María Magdalena. Una hipótesis que ha popularizado el cuestionado libro El Código Da Vinci de Dan Brown y que junto a otras obras de autores como Saramago o Umberto Eco replantean el debate ciencia-espiritualidad, religión-esoterismo, catolicismo-paganismo, evangelios canónicos-evangelios apócrifos, etc. Una serie de dualidades que ahora retan estos nuevos peregrinos que van tras los rastros de las vírgenes negras, los de María Magdalena o quienes buscan dilucidar el misterio de los templarios o el  de San Juan el Bautista.

Sin duda tema  apasionantes y generan un creciente interés entre los estudiosos de Teología, sobre todo, pero también entre otras ramas de la ciencia y entre los movimientos de revalorización de las cualidades femeninas o de una visión de la espiritualidad más personal, menos dependiente de un jerarca que te otorgue el perdón y te asigne una penitencia. Más allá de la veracidad de las historias que se tejen sobre lo que habría sido de la vida de María Magdalena o su relación con Jesús, considero interesante destacar cualidades que ella encarnaba según lo que se ha podido conocer hasta ahora a pesar de las dudas sobre las fuentes de información. Para ello no basta con revisar lo que dicen los evangelios canónicos o aceptados por la Iglesia sino también incorporar lo que señalan textos gnósticos como los Manuscritos de Nag Hammadi o los de Qumrán.

gospel-of-mary-largeEn el Nuevo Testamento la imagen de María Magdalena es la de mujer impura hasta que el encuentro con Jesucristo le lleva a arrepentirse de sus pecados y éste le purifica de demonios. Puede que en efecto haya sido prostituta o ser simplemente producto de la concepción generalizada en esa época de que las mujeres representaban la tentación,  el pecado original de Eva etc. También encontramos allí referencias a una mujer que acompañó a Jesús en el calvario, la crucifixión, la muerte y resurrección, es decir solidaria en las buenas y en las malas, dando cuidados, apoyo, contención. Incluso el mismo Jesús la habría enviado a anunciar la resurrección, mientras Pedro lo negaba tres veces. En los papiros encontrados en el Mar Muerto y en el evangelio de María Magdalena se le menciona como una persona de gran sabiduría, iluminada e iluminadora, que tuvo acceso a enseñanzas muy profundas de la espiritualidad de Jesús y que sin duda integraba la totalidad de la experiencia femenina. No obstante, como dijo Saramago, ella representa un personaje incómodo para la Iglesia porque humaniza la imagen de Jesús, como lo hace él en ese hermoso texto que tituló Un capítulo para el evangelio donde es ella la que habla. Cómo hubiera sido la historia si ella verdaderamente hubiera escrito su versión de los hechos…?

En cualquier caso, Saintes-Maries-de-la-Mer se ha convertido en un sitio de leyendas y mucho fervor donde se habría iniciado el recorrido de María Magdalena por tierras galas, asociándose también con los cultos llamados neopaganos a la Diosa (Isis, tal vez, o Cibeles, Diana, la fertilidad…) y a la virgen negras, esas nuevas corrientes que en realidad lo que buscan es la revalorización de lo femenino, apreciar en el cuerpo de la mujer, sus ciclos, sus cambios, su capacidad de dar vida, nutrir y amar incondicionalmente, tanta sacralidad y divinidad como la de la espiritualidad más pura.

 

Anuncios

Autor: Sandra Guevara

Amante del arte como medio de expresión de las emociones y herramienta sanadora. Un rato Meditadora, Moon Mother Avanzada y creativa; y otro doctora en Economía Aplicada e interesada en el desarrollo sostenible. Deseosa de compartir inspiración con todas las personas que desean desarrollar sus talentos, vivir su sueño con conciencia personal, ambiental y social. Articulista y bloguera.

2 pensamientos en “Saintes-Maries-de-la-Mer un lugar de leyendas y fervor donde se inicia “el camino” de María Magdalena.

  1. Precioso, sencillamente precioso….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s