Una ALPARGATIKA que atraviesa fronteras en una misión humanitaria

Deja un comentario

Como todas esas palabras del español que empiezan por Al, Alpargata también es una palabra de origen árabe que se coló en nuestro lenguaje para referirnos a un calzado de lona con suela generalmente de esparto, cañamo, cocuiza o caucho, entre otros materiales. La alpargata representa también un vínculo entre culturas que ha servido de base a una de las iniciativas, que haciendo acopio de creatividad, se han venido desarrollando para aportar un granito de arena en la crisis humanitaria que vive Venezuela. En este caso se trata de la Asociación ALPARGATIKA que está desarrollando una encomiable e inspiradora labor humanitaria localizando medicinas y material médico-quirúrgico, fundamentalmente, para su envío a Venezuela a través de una red de apoyo maravillosa que necesita tu ayuda. Detrás de las cifras de objetivos cumplidos hay personas,unas confrontando retos de salud de todas las magnitudes y otras muchas con un corazón de oro que aportan tiempo, ideas, creatividad, dinero, espacio, etc. etc. para contribuir en la medida de lo posible a localizar los medicamentos en España y salvar los miles de obstáculos que se interponen para que éstos lleguen a su destino. NO es una labor nada fácil, sobre todo cuando quienes detentan el poder en Venezuela se niegan a reconocer la crisis humanitaria que confronta la población.

FB_IMG_1471307279843Alpargatika comienza su andadura de manera informal en 2014 en el marco de la Asociación Venezolana Navarra (ASVENA) para tomar luego una personalidad propia en la forma de una asociación. La presidencia está a cargo de Eglée Torres, una resiliente educadora e ingeniera en Informática venezolana quien llegó a España hace 11 años impulsada por una serie de factores; por una parte la descomposición social, la inseguridad y la pretensión del régimen venezolano de que los educadores contribuyeran al adoctrinamiento de los estudiantes,y por la otra, los serios problemas de salud  de uno de sus hijos quien afectado por una alergia incontrolable fue 3 veces operado de todas las partes blandas, de la nariz, de las amígdalas y empezó a presentar complicaciones muy graves que impulsaron a su médico a remitirle a un cirujano en rinoplastia precisamente en la Clínica Universitaria de Navarra, quien afortunadamente ha podido controlar la alergia de Armando permitiéndole una notable mejoría de salud.

En la junta directiva también están otras dos venezolanas que dejaron su tierra en virtud del deterioro de la situación política, social y económica venezolana, que llegó a representar una amenaza. Ellas son Magdalena Hernández, una activista social experta en igualdad de género, quien ya tiene casi 15 años en España, tratando de reinventarse, y Sandra Guevara, una ex-diplomática de carrera experta en desarrollo sostenible y quien se desempeña actualmente en el área de marketing y enoturismo. 

Desde sus inicios este programa humanitario ha contado no sólo con las ganas de ayudar de Eglée y sus dotes de liderazgo y organización, el compromiso de Magdalena y Sandra, sino con la disposición de colaborar de la diáspora venezolana que se ha prestado para localizar viajeros que pudieran llevar pequeños lotes de medicamentos en su equipaje y pronto se comenzó a sistematizar la información sobre necesidades de tratamientos específicos se multiplicaron ante la carencia de divisas para la importación de medicamentos y el deterioro de la capacidad adquisitiva de la moneda que hace que cuando se consigan sean prácticamente impagables. Cuando se percibe la crisis generalizada de desabastecimiento comenzó la organización: un grupo de venezolanos residentes en Navarra empezamos a pedir colaboración en nuestra comunidad. Gracias a la positiva respuesta, nos fuimos planificando para mejorar la recepción de donaciones. Todo ello ha requerido mucho esfuerzo y dedicación,  tanto en la gestión y control de los medicamentos como en la búsqueda de tratamientos específicos, buscando colaboraciones e identificando otras instituciones para conseguir los fines, como por ejemplo la ONG de Asistencia al Tercer Mundo quien ha sido nuestro mayor apoyo en esta región.

IMG_20160626_122244

Hoy en día, Alpargatika cuenta con una red de voluntarios de la sociedad civil tanto en España como en Venezuela, para realizar los inventarios, control y gestión de los medicamentos e insumos médicos, así como organizar los pedidos y envíos de paquetería a Venezuela, recepción y distribución. En el Norte de España hay unas 35 personas maravillosas desarrollando un trabajo encomiable desde la Coruña hasta Pamplona, pasando por Marina Alta, Cantabria, País Vasco y  el resto de Navarra; mientras que en Venezuela otros 25 voluntarios ayudan para asegurarse de hacer llegar los medicamentos a sus destinatarios. Bueno, en realidad debería decir voluntarias porque casi todas son mujeres, al igual que la Junta Directiva!!!!

En este proceso el dominio de la informática por parte de Eglée ha sido fundamental para el control de los inventarios, reportes, estadística, proyecciones, pedidos y control de despacho de las donativos. El manejo de las redes sociales y búsqueda de información oportuna, así como la comunicación inmediata también han sido cruciales, y para ello se ha contado con voluntarios y  periodistas que han apoyado la difusión de la labor que desarrollamos desde Alpargatika, como es el caso de Alfonzo Iannucci de Diáspora Venezolana.  No obstante, las carencias de recursos para financiar la compra de medicamentos y los envíos que ya tienen que hacerse por servicios de paquetería han  dificultado en algunos casos este apoyo a la ciudadanía venezolana, y por ello se están tratando de buscar soluciones creativas para financiarlo.

IMG-20160728-WA0025 (1)Una de ellas fue la elaboración de alpargartikas miniaturas para venderlas y recaudar así fondos. Se trata de artesanías autóctonas hechas con una gran destreza manual. Por otra parte, se requiere mayor implicación de personas deseosas de canalizar su empatía y bondad para apoyar cada una de las etapas de esta labor humanitaria. Evaluando el nivel de solicitudes de tratamientos médicos recibidas desde el inicio hasta la fecha, podemos darnos cuenta que el impacto ha sido significativo. Se tienen registros de envíos de más de 1500 kg de medicamentos; y hay otros 7000kg esperando para ser enviados!!! Alpargatika atiende gratuitamente a los ciudadanos de a pié que no consiguen soluciones a los problemas de suministros de sus tratamientos médicos o que en los actuales momentos el costo de los mismos es excesivo en comparación con su capacidad adquisitiva. Aunque se inició el programa con gestión de medicamentos, al poco tiempo fue necesario ampliar el abanico a suministros de insumos médicos, complementos nutricionales para pacientes hospitalarios o niños desnutridos, así como alimentos, útiles escolares, ropa, calzado y artículos de aseo personal.

El alcance de esta iniciativa y otras que se están desarrollando desde otros países podría funcionar de una manera mucho más eficaz si el régimen venezolano admitiera que hay una crisis humanitaria y facilitara los procedimientos para canalizar esta ayuda. Es por ello que la asociación también ha estado desarrollando gestiones a nivel político como por ejemplo la participación en un pleno de la Comisión de Solidaridad del Parlamento Navarro o con el Ayuntamiento de Pamplona, entre otros, para explicar la situación y pedir apoyo a fin de lograr que las dignas demostraciones de solidaridad puedan vencer el cerco aduanero impuesto por quienes ejercen el poder en Venezuela actualmente.

El anhelo de la Junta Directiva de Alpargatika es que se supere esta crisis humanitaria que confronta la ciudadanía venezolana, pero mientras dure, se necesita tu colaboración. Existen muchas maneras de colaborar:

  • comprando las Alpargatikas: artesanía típica representativa de los diferentes modelos de las alpargatas venezolanas, identificadas por las diferentes zonas del país. El primer lote está agotado pero pronto estarán a disposición en Party Land en el paseo Sarasate o en Chongbag Pamplona (en el casco viejo, c/Lindachiquia).
  • participando en los eventos y/o actividades que se organizan a lo largo del año para recaudar fondos, cuyo programa se difunde a través de las redes
  • como voluntario para la gestión de la ayuda humanitaria tanto en España como en Venezuela.
  • haciendo un aporte monetario en la cuenta bancaria 2100 5183 05 0100084824, colocando el concepto DONATIVO, junto con el Nombre y Apellido. Se expedirá un certificado para quienes lo necesiten a efectos de la respectiva desgravación fiscal.
  • En el caso específico de las instituciones navarras, la ayuda que pueden prestar es de dos tipos, por una parte política deslastrándose de prejuicios ideológicos para que se abra un canal humanitario y, por otra parte, facilitando un local que sirva de centro de operaciones así como asignando recursos específicos.

Alpargatika tiene toda la voluntad de seguir generando un impacto positivo. Cualquier persona puede solicitar sus tratamientos médicos escribiendo a alpargatika@gmail.com. Son imprescindibles sus datos de identificación,  prescripción médica y dirección de envío con el teléfono para contactarles en Venezuela. Al recibir la solicitud, se ubica el tratamiento y se prepara un paquete personalizado, que a su vez estará clasificado por Estado y ciudad, donde lo recibirá el equipo de voluntariado. Alpargatika notifica el envío y luego el equipo de voluntarios que se ocupa de la distribución confirmará que se ha realizado la entrega.

Coincido con Eglée, Magdalena y Sandra en que a pesar de los tiempos tan difíciles que nos está tocando vivir, es importante mantener la esperanza en el futuro. Ese futuro que anhelamos es posible si decidimos transformar el dolor y la frustración de ver lo que sucede hoy en nuestro país en una acción positiva. Como dijo Gandhi: “sé el cambio que quieres ver en el mundo”. En este caso, de lo que se trata es de ser parte de la solución a esta crisis humanitaria que día a día se cobra víctimas inocentes.

Tenemos que involucrarnos más, todos somos necesarios para reconstruir a Venezuela, esa añoranza a la que cada una de ellas a querido volver.  Es esa imagen, ese aroma del café colao en las mañanas, de la tierra húmeda al amanecer, es el colorido de las guacamayas, el sabor de una cachapa o un dulce de leche, es el sol del Caribe iluminando cada día con optimismo y la musicalidad del mar…

 

 

 

 

Anuncios

Autor: Tara

Amante del arte como medio de expresión de las emociones y herramienta sanadora. Meditadora, Moon Mother Avanzada Nivel 3 y creativa; interesada en conjugar espiritualidad, intelecto y voluntad para ayudar a generar un impacto positivo en el mundo. Deseosa de compartir inspiración con todas las personas que desean desarrollar sus talentos, vivir su sueño con conciencia del impacto social y sobre la naturaleza; y particularmente empoderar a las mujeres para que se permitan vivir su mejor versión, desde la autenticidad. Articulista y bloguera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s