InspirArte y Ser

Un espacio para el espíritu creativo en todas las áreas de nuestras vidas.


2 comentarios

Cuando el valor se convierte en poesía y daga

Su valentia la ha contemplado el mundo entro, en 24 horas las fotos que han tomado de su solitaria hazaña  frente a la fuerza represora se han convertido en estandarte de la resistencia a una dictadura que abochorna la civilidad. De forma aberrante se aferran  al poder, aunque para ello tengan que recorrer los más oscuros caminos de la perversidad. Y ante tanta ignomia ella se planta con toda su determinación y despojada de miedo alguno se expone a una mole de hierro con capacidad para aniquilar lo que se encuentre a su paso, menos su grandeza, su incommensurable compromiso con los valores democráticos, con la defensa de su derecho a disentir y expresarlo a viva voz.

Heroina anónima con su pelo gris y quien sabe cuántas lunas, nos ofrenda una impresionante demostración de resistencia pacifica, y quizás de lo poco que le teme la posibilidad de perder la vida, acostumbrada ya a toparse con la muerte instalada en el pais de la violencia, de la sinrazón… Alli està ella, con una simple bandera y una gorra, con su humanidad titánica frente a la vergonzosa defensa de un régimen que reprime, que tortura, que aniquila, que amenaza, que destruye y siembra odio, que humilla, que atropella, que miente, que pretende robarle los sueños  a la juventud.

Y su valentía es tal que se me anoja una elegía a la dignidad, es una poesía ante el oprobio, y al mismo tiempo una daga que se clava en el corazón del silencio complice, del represor, del tirano, del traidor, del cobarde, del que no está dispuesto a dar un paso adelante como ella y hacer retroceder la dictadura. Aunque no sepamos su nombre, su imagen se nos ha clavado en el alma y retumba en las conciencias, inspirando por todos los rincones de la tierra, hablando del valor de la mujer venezolana.

 

 

 

 


1 comentario

“El baul de mis entretelas” o la transformación de un hada

El jueves tuve la magnífica ocasión de asistir al espectáculo que nos brindó Cecilia Blanco Muñiz  en el Bosquecillo.  Un viaje sublime, profundo, a ratos gracioso, a través de un mundo de emociones que sólo ella puede expresar de esa manera tan especial.

” El baul de mis entretelas” es una invitación al despertar a la vida de un hada que va extendiendo sus alas y acariciando el camino con inocente dulzura, dejándose maravillar por la naturaleza preñada de belleza, descubriendo la sonrisa y la ilusión…

IMG_0372Es una confidencia salpicada de humor, música y poesía, herramientas que ella entrelaza para brindarte entrada a su mundo y los mundos de los otros a quienes evoca. Es un tapiz multicolor de experiencias que retratan su sensibilidad y su fortaleza.

Es asistir a la transformación temporal en molusco por efecto de las luces incandescentes de la realidad que tempranamente arrebata afectos e impulsa a pactos inusitados, es un recorrido por bosques de penumbras que siempre te conducen a mares de luz.

Es respirar con ella la primavera cuando su cuerpo trémulo despierta al placer,  cuando alza el vuelo de mariposa transformada en mujer, que pare, que ríe, que ama, que se descubre madre, que se deleita en la poesía, que descubre otras culturas, que canta a la vida…

Ha sido un privilegio tener acceso a las entretelas de ese baul y emocionarme con los secretos compartidos.

Enhorabuena preciosa!


2 comentarios

Gazing at the stars from within

She was just breathing,

slowly, aiming at achieving relaxation,

letting go of her anxiety…

She has stoped confronting the mind,

Letting it be so, a mind.

Letting it wonder around,

admiring its unrelenting torrent of thoughts.

Whilst, her body had also stoped resisting,

surrendering to that the static posture,

finding pleasure in stillness…

She was just breathing and observing…

contemplating the cyclic nature of breathing,

enjoying the air caressing her nostrils

feeling its temperature,

its constant journey through her body and cells.

Observing the change while nothing had changed

while the most subtle vibrations became evident…

An authentic delight to discover their dance,

inside and even outside her body.

The inner space was not so dark anymore

but profound and with nuances of different colors,

reflecting the glow of an inmense sparkling sky.

She was amaized,

gazing  at the stars which illuminated her shadows,

that soothed the scarces of life,

that showed the brightness of her blessings…

All of the sudden,

the light of the sky became her own light

and stillness was absolute…

Presence became real,

time lost relevance…

Just gratitude and joy could follow up.


Image: Rachel Byler painting.


Deja un comentario

Al amanecer de un nuevo año

Al amanecer de este nuevo año mi primer pensamiento es de gratitud por el hecho de estar viva, lo que me brinda la oportunidad de hacer que cada día tenga sentido, disfrutando de cada paso, de cada momento compartido, de expresarme de miles de maneras.

Deseo que todos mantengamos la ilusión en nuestros corazones, que encontremos dentro de nosotros la fuerza para erigirnos por encima de las circunstancias y con nuestra propia luz iluminar el camino que día a día nos va llevando hacia nuestras metas. Agradeciendo hasta las adversidades porque son un reto para encontrar salidas y nuevas perspectivas. Pero sobre todas las cosas valorando la vida.

Anidan tantos anhelos en nuestros corazones… Busquemos entre nuestras motivaciones la clave para mantener el foco o la dirección y la fuerza para levantarnos si en algún momento tropezamos o retomar el camino si nos desviamos. Tomándonos un tiempo si necesitamos aliento y reponer las fuerzas, pero manteniendo los sueños vivos.

Deseo que compartamos destellos de tu luz con quienes transitan en espacios sombríos o se enfrentan a retos complejos, ayudándoles a encontrar su propia chispa Divina y alimentarla con amor. Deseo profundamente que encontremos la paz en nosotros mismos para poder llevar paz a las situaciones de conflicto. Para poder ayudar a construir los puentes para reencontrarnos…

Nuestro bienestar está vinculado al bienestar de nuestro entorno, humano y ecológico. No ignoremos a los que confrontan situaciones de guerra, tragedias naturales o precariedad. Preguntémonos cómo podemos compartir  nuestras bendiciones con quienes agradecerían infinitamente un gesto de bondad. Algunas veces una palabra de aliento, una muestra de humanidad puede salvar a alguien del abismo.  A veces  una pequeña expresión de solidaridad representa una gran ayuda. Preguntémonos cuál es la huella que dejamos a nuestro paso.

Añoro que el mito de la red de Indra se haga realidad. Todos los seres conformando una hermosísima red en la que cada uno es una perla o imagepiedra preciosa, y en la medida en que incrementamos nuestro brillo vamos brindando destellos luminosos que se reflejan en las joyas más próximas mientras se refleja en nosotros la luz de las demás perlas o piedras preciosas, haciendo que el conjunto brille aún más. La foto de Dom Komarechka de una gotas de agua sobre una tela de araña ilustra muy bien ese mito.

No puedo hacer abstracción de  la situación de Venezuela, donde están mi familia y muchos de mis afectos, defendiendo la alegría, como decía el poeta, y hasta su derecho a la vida en medio de una compleja situación que amenaza su cotidianidad en todas las dimensiones imaginables. No puedo olvidar a las más de 28 mil familias que este año se han sumado a los cientos de miles a quienes allí la violencia les ha impuesto ausencias prematuras y dolorosas, o que por la ausencia de medicamentos y material hospitalario han fallecido. No puedo olvidar a quienes allí defienden sus derechos fundamentales en un escenario de grave deterioro de las condiciones socio económicas y políticas. Donde en ausencia de justicia y con impudicia se ha venido expoliando la riqueza del país y sometiendo a la población al miedo, al chantaje. Pero confío en que, a pesar de que estamos confrontando un régimen que se aferra al poder a cualquier precio, encontremos maneras creativas y pacíficas que nos permitan salir de esta situación y trabajar por un verdadero desarrollo sustentable para nuestro país, el cual, por cierto, o es inclusivo o no se sustenta!

Ojalá que hagamos de este año algo extraordinario!


4 comentarios

La chica de los ojos llenitos de eternidad

Allí estaba ella, deleitándose con los aromas que le transportaban a su niñez, que  semejaban alegres campanadas en su torre de ilusiones. Me maravilla su éxtasis al contemplar uno y otro día las farolas de la calle envueltas en la magia de la niebla, atravesando encantada aquella postal de navidad en la que se había convertido la tarde, como si fuera una chiquilla disfrutando en un parque.

Como en otras ocasiones,  las sonrisas de la infancia iluminaban su rostro grácil, y su espíritu  la ternura  del hogar, los afectos lejanos hoy, aunque eternos como su pueblo. Allí, en la distancia, y pintado de los más bellos colores estaba su pensamiento cuando llegó a su destino.

Fue como si despertara de aquel efímero ensueño para encontrarse con los desafíos de su presente, con la acritud de algunas experiencias y el dulzor de otras,  haciendo de su vida una armoniosa melodía. No pretendía ella que fuera una opera para ser ejecutada por una  orquesta de gran renombre en el mas luminoso y altivo teatro, apenas una función privada, discretísima pero sublime.

imageAsí es ella, discretísima y sublime. Semblante frágil y alma inmaculada, pero en realidad osada, valiente, con la fortaleza impulsándola por entre los retos, con una determinación a toda prueba.

Como cada tarde, atravesó andando el bosque con el resto de la energía que le ha dejado la jornada y el deseo inmenso de apurar los días para llegar hasta ese lugar donde nace la eternidad…

Y como cada tarde me quedé pensando en lo grande que es… No se imagina ella como aprecio esa sensibilidad que vibra en su voz, y que sólo se compara con la solidaridad infinita, esa que le lleva a compartir sus bendiciones con los menos afortunados. Me inspira gran admiración y respeto.  Me maravilla el compromiso y la ternura con la que  acompaña a quien atraviesa el dificil camino del olvido o por no desmayar ante el esfuerzo para llegar a la meta que se ha propuesto.

No importa si algún día sus fuerzas decaen, la nostalgia la asalta o las dudas amenazan sus certezas, ella está hecha de acero aunque parezca de porcelana. Lleva la belleza eterna de su pueblo clavada en sus pupilas y una dulce sonrisa con la que enfrenta el reto de construirse una nueva vida lejos de su terruño. Estoy segura que conquistará la cima de sus anhelos y su camino se sembrará de estrellas.

 


2 comentarios

Ausencias que duelen

Todavía recuerdo la primera vez que te vi. Han pasado más de treinta años… Aquella era una típica tarde de octubre en los valles de Aragua, cálida y soleada y yo una adolescente emocionada, buscando la dirección de mi nueva amiga del liceo al que acababa de incorporarme. Había sido invitada por primera vez a su casa y tu amablemente, con tu voz pausada y una dicción perfecta me diste la bienvenida a tu hogar.

Inmediatamente me condujiste a ese sabroso patio tropical que se prolongaba hacia la montaña, en el que estaba tu hija con su guitarra y su dulcisima voz, así como el resto de amigas y hermanas que daban rienda suelta a su gusto por la música y su alegría pueril. Una tarde inolvidable  no sólo por el disfrute junto a un grupo tan especial sino por tu calidez. Constaté que disfrutabas recibiendo las amistades de tus preciosas hijas, escuchándoles cantar, brindándonos atenciones.

imageMe presentaste a Santiago, tu esposo, tu compañero de vida. Aquel hombre buenmozo, serio, y de pocas palabras y muy buen gusto por la estética que reflejaba al vestir y en todo lo que hacía. Pero era cuando sonreía enseñaba al mundo su alma dulce, esa dulzura que trasladaba a las delicias que elaboraba en la cocina, como sus inigualables hallacas. Trabajador incansable y orgulloso padre de sus cuatro hijas.

No imaginaba que al entrar en aquella casa entraba en la familia y todos en mi corazón. Volví tantas veces que ya pasaba directamente hasta el patio cuando estabas lavando o cuidando tus plantas, o hasta la cocina,  cuando estabas preparando la comida. Siempre dedicada a dar a los demás lo mejor de ti, incluso sacrificando tus anhelos… Y el momento de pausa era para sumergirte en la lectura profunda de la prensa. Era impresionante tu dominio de la escena política, económica y social nacional, los acontecimientos internacionales o los de orden cultural. Me encantaba entablar largas conversas contigo sobre el panorama mundial o la próxima exposición en la Casa de la Cultura, pero tambien de mis propios sueños y retos, o de los tuyos.

Cuánto aprendí de ti… Aunque en aquel momento no era consciente de ello. No sólo parendí de tus conocimientos adquiridos, sino de tu sabiduría llana, de lo que significa el amor incondicional de las madres, del significado del sacrificio y la invisibilidad del trabajo de la mujer y su apoyo fundamental al mantenimiento de los ciclos vitales.

Me cautivó tu bondad sin límites, tu elegante sencillez, tu discreta personalidad, tu amoroso trato… Me encanta recordar como te referías a mi siempre con nombre y apellido para distinguirme de tu hermana. Que afortunada he sido de haberte conocido y sobre todo de haber recibido de ti tanto amor y estímulo.

imageTus hijas y yo nos fuimos convirtiendo en  mujeres prácticamente al unísono y cada una fue tomando su camino aunque la amistad ha perdurado. Yo me ausenté unos cuantos meses porque me fui a Inglaterra con mi padre, quien estaba haciendo allí estudios de postgrado, pero nos seguimos comunicando por cartas. Recuerdo lo mucho que disfrutabas con los cuentos de mi experiencia por aquellas tierras y cómo te brillaban los ojos imaginando los lugares y situaciones.

Me fui otras tantas veces mas, a Caracas a estudiar en la Universidad, por viajes de trabajo a Latinoamérica y Europa cuando comencé a trabajar como profesional, a la India cuando ingresé al servicio diplomático, y a tantos otros lugares del mundo, por mi espíritu aventurero…  pero siempre volvería a esa casita azul del patio que se prolongaba hacia la montaña, incluso ya casada, luego con un hijo… Y tu allí,  siempre junto a Santiago, siempre al cuidado de alguno de los nietos, compartiendo las alegrías y las tristezas de tus hijas, siempre prodigando amor, con tu alma grande como tu.

Cuando regresé la última vez ya no estabas en tu casa, ya la memoria se refugiaba en las alegrías pasadas… Él tampoco estaba… El amor de tu vida se había ausentado para siempre sin que tu te enteraras… Tal vez por eso te veías alegre cuando te fuimos a visitar, con el amor que me expresaste siempre chispeante en tus ojos, mientras tu cuerpo espigado y elegante ya mostraba los signos del paso de los años.

Ahora tu tambien te has marchado al encuentro de la luz, dejando esta nostalgia infinita por no haber podido disfrutarte durante los últimos años. Tanta distancia duele en momentos como estos  cuando quisiera darle un abrazo infinito a mis  hermanas del alma, cuando los acontecimientos fundamentales de la familia se diluyen en el inmenso océano que nos separa y que apenas puedo compartir a través del teléfono o las redes sociales.

imageSé que estarás ya ascendiendo hacia lo más elevado porque te has ganado el paraiso a pulso. Te habrás encontrado con Santiago e irán de la mano a descubrir nuevos senderos juntos, libre al fin de penas, con el aliento recobrado… Sin embargo, el dolor empaña la visión y se hace nudo en la garganta, pero no pretendo esconder esta vulnerabilidad ante tu ausencia. Pasará… Alimentaré mis memorias con tu manera inigualable de expresarte, con la música que amabas, con tu pasión. Me consideraste como a una hija y yo a ti como a una madre. Como me dijiste tantas veces, te amo.

Luz para tu alma Lesbia. Dale un abrazo inmenso a Santiago y dile que a él tambien le he amado mucho. Gracias por tanto amor.


Deja un comentario

Cáncer, una enseñanza de vida.

Como cada 19 de octubre me sumo a las campañas de sensibilización del Día internacional del cáncer de mama y aunque hay muchas cosas que decir como la importancia de vivir nuestra feminidad de una manera diferente, las múltiples fuentes de información y organizaciones destinadas a apoyar a las mujeres que atraviesan ese camino, las sobrevivientes que alientan esperanzas,  y sobre todo, los altos porcentajes de sobrevivencia si se detecta en los primeros estadios y de allí la importancia de Tocarse.

imageNo obstante, encontrarse un bulto que puede resultar ser cancerígeno o hacerse una mamografía y que se detecte un tumor es un golpe duro, por mucho que se sepa que cada vez hay mas opciones de superarlo. Que Nuestros senos sean segmentados o mutilados no es una perspectiva alagueña como tampoco lo son los efectos colaterales de los tratamientos, de allí que resulte un camino difícil puede infundirnos miedo aunque al final terminemos dándole gracias por enseñarnos a valorar más la vida, a celebrarla, a vivirla a diario intensamente.

 

Quiero hacer propicia esta ocasión para agradecer una vez más a todas las personas que de una u otra manera permitieron que esa travesía fuese más llevadera, que aún en la distancia siempre estuvieron pendiente. Aunque han pasado ya unos años, no olvido lo fundamental de ese apoyo. Mi aprecio infinito.

Comparto una vez más la entrada que escribí hace unos años con relación a mi experiencia, mis sensaciones, mi palabra de aliento… Cada día hay algo más que aprender, como por ejemplo el Chi Kung de la Mujer que es una práctica que nos deberían enseñar desde pequeñas. Aquí un vídeo de la maravillosa maestra Raymonde Meyer.