Deja un comentario

¿Conoces a la dama que sostiene el cielo con una sola mano?

Hace unos años me topé con una interesante entrevista que le hizo la bailarina, sanadora y taoista Teresa Rodriguez a Raymonde Mayer,  una maestra francesa con una dilatada experiencia en varios estilos de Qigong (Chi Kung). En la entrevista se abundaba sobre muchos aspectos de gran relevancia, sobre todo una forma específicamente diseñada para la mujer  por Madame Liu Ya Fei. Como destaca Teresa, nuestra fisiología femenina hace que experimentemos los procesos de la vida de manera diferente y es maravilloso descubrir que un conjunto de movimientos suaves, flexibles  y armoniosos que favorecen la regularización del equilibrio hormonal y las emociones que acompañan las diversos estados y etapa por los que atraviesa la mujer.

No imaginaba yo que poco tiempo después recibiría la bendición de conocer personalmente a esta mujer tan sabia. Raymonde  había sido invitada por  Amaia Ariztegui, para impartir precisamente un taller de Chi Kung de la Mujer en Pamplona. Mejor imposible, me dije, e inmediatamente hice de aquel evento una prioridad. Ese era la pieza del puzzle o rompecabezas que me faltaba. Llegado el día entré expectante en el salón donde se reunían varias mujeres deseosas de conocer esta práctica junto a otras que ya habían asistido a algún taller anterior y repetían la experiencia para fijar el conocimiento o profundizar. Pronto aquella mujer de cabello rubio corto, elegante en su sencillez, con unos ojos vivaces y un extraordinario control de su cuerpo, me cautivó.

Sus palabras reflejaban la pasión por transmitir un mensaje y una práctica fundamentales para las mujeres de cualquier edad. El primer día se centró en la etapa fértil de la mujer, o sea la mujer cíclica, y al día siguiente en la mujer blanca, como ella llama a  la etapa que sigue a la menopausia. Deseosa de que entendiéramos el más mínimo detalle, Raymonde nos hablaba con pasión de la necesidad de comprender nuestro cuerpo, escucharlo, respetarlo y sin duda cuidarlo.  Qué lástima que nuestra sociedad nos invita poco a un tener un verdadero respeto por nuestros ciclos. Y por eso Raymonde insiste en la importancia de difundir el mensaje,  de practicar esa forma de suave gimnasia terapéutica china adaptada para la mujer de cualquier edad. Sólo hay que ver la flexibilidad y el bienestar de Raymonde para darse cuenta de lo beneficioso de esta práctica.

Han pasado más de tres años y sigo fascinada, aprendiendo de esta gran  maestra en el arte de vivir. He podido  asistir a varios talleres de Chi Kung de la mujer y de Yang Sheng regularmente, y  sigo apreciando cada momento compartido porque para mi cada uno es sabiduría en cápsulas. Su fortaleza interior es tan admirable como su increíble destreza física, su control de cada movimiento, su inmenso corazón y la capacidad de catalizar interacciones poderosas a través de las varias actividades que desarrolla desde Arch-ecovital o Zhongfu. Para mi todo ello se refleja en esa imagen que preside esta entrada, su capacidad de sostener el cielo con una sola mano.

Próximamente tendremos la suerte de tenerla de nuevo en Pamplona y de sumergirnos una vez más en la práctica fundamental del Qi Gong de la mujer, ese conjunto de ejercicios suaves y al mismo tiempo profundos cuya práctica aporta a nuestra vida esa delicada armonía interna, al tiempo que aprendemos a aproximarnos a nuestra feminidad de una manera más positiva.

 

 

Anuncios


2 comentarios

GRATITUD Y MAS GRATITUD, SIN RESIGNARNOS…

La verdad es que el tema de la GRATITUD se ha vuelto recurrente en mis reflexiones de inicio de año nuevo. Hace poco leía lo que escribí el año pasado y lo podría suscribir con apenas algunas enmiendas (las referidas al deterioro de la situación de Venezuela que lamentablemente ha llegado a niveles insospechados, tanto en lo económico como lo político y social para convertirse en una crisis humanitaria de proporciones descomunales). Seguramente los venezolanos tanto como los sirios, los iraníes, los subsaharianos, entre otros estén agradecidos por lo poco o mucho que tengan pero aspiran a lograr cambios, libertad, progreso…  Hay agradecimiento también por lo alcanzado durante todo el recorrido del año que ha finalizado, por los momentos compartidos, por los atardeceres contemplados.

Sin embargo, en estos días conversaba con una amiga a propósito de la gratitud sin conformismo porque ella apuntaba que pareciera que al abrigar agradecimiento en nuestros corazones tenemos que resignarnos o conformarnos con lo que hemos alcanzado, o que se es demasiado ambicioso si se aspira a más, habiendo tantas carencias en el mundo. Coincidíamos en que se puede agradecer y al mismo tiempo aspirar a progresar, es humano, es natural. Un agua que corre viva es saludable, no la estancada.

La gratitud comienza por honrar la vida con la conciencia del precioso regalo que implica; y cada quien puede ir enumerando las miles de bendiciones que tenemos en nuestras vidas si se toma conciencia de las pequeñas cosas que muchas veces pasan desapercibidas y sin embargo son tan importantes… Esenciales en realidad. De allí que Louie Schwartzberg en su magnifico vídeo se refiera a la gratitud como La felicidad revelada. No obstante, ese  agradecimiento es en realidad el primer peldaño para avanzar en nuestras metas o aspiraciones.

Lo más duro es dar gracias por los retos, las caídas, los errores, los fracasos, los duelos… Pero igualmente necesario buscar iluminar nuestras vidas con la luz de la gratitud para movernos hacia la superación de las lecciones y poder así emprender un sendero que nos ofrezca otras perspectivas. Cada aspiración, cada sueño es una estrella que brilla en nuestro cielo personal y si logramos atravesar el miedo, las dudas, si confiamos en la bondad de la vida podemos alcanzar cada una de ellas. Si en algunos casos parece más complejo no deja de ser necesario abrigar la esperanza de que así sea.


La imagen es una pintura de Melina del Mar “Gratitud”


Deja un comentario

Despejando el camino al empoderamiento a través de la meditación

 

Ya hacen varias semanas que comenzamos nuestras sesiones semanales de meditación. Nos hemos propuesto profundizar en la práctica que vamos conjugando cada vez más con de la energía y el trabajo con temas que necesitamos sanar para evolucionar en nuestro camino. Fue sorprendente que en la primera sesión todas las inquietudes expresadas como intencionalidad para esta etapa se relacionaban con un tema común a muchas mujeres, el de atender a sus propias necesidades y no siempre las de los demás, escuchar su cuerpo, su intuición, respetar sus ritmos, cuidarse, quererse… Eso nos está llevando a recorrer un itinerario que vamos descubriendo semana a semana, haciendo escalas en diversos parajes no siempre gratos al inicio pero finalmente  sanadores. Nos estamos encontrando en el camino sueños abandonados, inhibiciones, tabúes, un cúmulo de responsabilidades asignadas y asumidas como propias, también con el miedo a ser nosotras mismas, a mostrar nuestra vulnerabilidad, a reconocernos en las sombras, y un largo etcétera.

Lo más hermoso es que en minutos atravesamos geografías desconocidas de nuestro interior, tomando atenta nota de sus cualidades y de nuestro sentir, nos sumergimos suavemente en las penumbras para explorar las profundidades  y poco después se nos revelan paisajes más coloridos donde podemos dar rienda suelta a nuestra autenticidad y a la gratitud por las lluvias de bendiciones. Cada quien lo experimenta de una manera más visual o sensorial, pero en cualquier caso reveladora y única, como cada ser humano. Es un camino que nos lleva a empoderarnos, a soltar amarras…

Quiero compartir lo que escribió una de esas mujeres maravillosas que me acompaña en estos viajes después de una de esas sesiones, agradeciendo infinitamente el habérmelo permitido, y que ella tituló PERMITIRSE ABRIR

“Perder el miedo, saco el traje, que resultó ser una armadura antigua,
muy antigua.
Me quito la máscara que no me deja respirar. La tengo incrustada en la cara, atada a la garganta.
Me cuesta. Tiene más ataduras de las que pensaba.
Es la máscara del miedo. Como la que lleva Hannibal Lecter en “El silencio de los corderos”.
Silencio… palabras no dichas…
muertas, ahogadas, estranguladas, que se quedaron dentro de mí,
hiriéndome, desgarrándome.
Desgarrada me sentí durante un tiempo.
Desgarrada me siento ahora, a veces… cada vez menos. Cada vez más suave,
como el viento, como el agua del Mar…
uuummmmmm…
Me quiero. Me Amo. Estoy enamorada. Una criatura está gestándose en mi Utero.
Es mi criatura. Mi creación.
No sé lo que es, pero la siento.
Me vestiré con mi traje cuando Nazca
Ya lo llevo puesto
Es un vestido precioso
Adios Miedo. Ya no te necesito
Gracias. Por tí soy lo que soy.
Sin tí no lo habría logrado.
Gracias por caminar junto a mí en todos los momentos decisivos de mi vida y en los que no…
pues también.
Ahora ya no te necesito
No quiero esconder nada
Quiero buscar mis huesos, desenterrarlos.
Quiero encontrar La Dulzura que hay en Mí.
Que Brote, que Fluya, que invada todos los poros de mi cuerpo, todas las células.
Todas las Mitocondrias.
Quiero sentirme Dulce
Quiero ” saber” Dulce.
Eskerrik asko Unibertso.”

Y además añade: “Gracias por leerme. Gracias por estar a mi lado.”

Soy yo quien tiene que agradecerte infinitamente tanta sensibilidad, tanto valor y que lo compartas con nosotr@s.


La hermosa imagen destacada es obra de Josephine Wall

La imagen de la mujer guerrera  es de Lindsay Look.


2 comentarios

Gazing at the stars from within

She was just breathing,

slowly, aiming at achieving relaxation,

letting go of her anxiety…

She has stoped confronting the mind,

Letting it be so, a mind.

Letting it wonder around,

admiring its unrelenting torrent of thoughts.

Whilst, her body had also stoped resisting,

surrendering to that the static posture,

finding pleasure in stillness…

She was just breathing and observing…

contemplating the cyclic nature of breathing,

enjoying the air caressing her nostrils

feeling its temperature,

its constant journey through her body and cells.

Observing the change while nothing had changed

while the most subtle vibrations became evident…

An authentic delight to discover their dance,

inside and even outside her body.

The inner space was not so dark anymore

but profound and with nuances of different colors,

reflecting the glow of an inmense sparkling sky.

She was amaized,

gazing  at the stars which illuminated her shadows,

that soothed the scarces of life,

that showed the brightness of her blessings…

All of the sudden,

the light of the sky became her own light

and stillness was absolute…

Presence became real,

time lost relevance…

Just gratitude and joy could follow up.


Image: Rachel Byler painting.


2 comentarios

Ausencias que duelen

Todavía recuerdo la primera vez que te vi. Han pasado más de treinta años… Aquella era una típica tarde de octubre en los valles de Aragua, cálida y soleada y yo una adolescente emocionada, buscando la dirección de mi nueva amiga del liceo al que acababa de incorporarme. Había sido invitada por primera vez a su casa y tu amablemente, con tu voz pausada y una dicción perfecta me diste la bienvenida a tu hogar.

Inmediatamente me condujiste a ese sabroso patio tropical que se prolongaba hacia la montaña, en el que estaba tu hija con su guitarra y su dulcisima voz, así como el resto de amigas y hermanas que daban rienda suelta a su gusto por la música y su alegría pueril. Una tarde inolvidable  no sólo por el disfrute junto a un grupo tan especial sino por tu calidez. Constaté que disfrutabas recibiendo las amistades de tus preciosas hijas, escuchándoles cantar, brindándonos atenciones.

imageMe presentaste a Santiago, tu esposo, tu compañero de vida. Aquel hombre buenmozo, serio, y de pocas palabras y muy buen gusto por la estética que reflejaba al vestir y en todo lo que hacía. Pero era cuando sonreía enseñaba al mundo su alma dulce, esa dulzura que trasladaba a las delicias que elaboraba en la cocina, como sus inigualables hallacas. Trabajador incansable y orgulloso padre de sus cuatro hijas.

No imaginaba que al entrar en aquella casa entraba en la familia y todos en mi corazón. Volví tantas veces que ya pasaba directamente hasta el patio cuando estabas lavando o cuidando tus plantas, o hasta la cocina,  cuando estabas preparando la comida. Siempre dedicada a dar a los demás lo mejor de ti, incluso sacrificando tus anhelos… Y el momento de pausa era para sumergirte en la lectura profunda de la prensa. Era impresionante tu dominio de la escena política, económica y social nacional, los acontecimientos internacionales o los de orden cultural. Me encantaba entablar largas conversas contigo sobre el panorama mundial o la próxima exposición en la Casa de la Cultura, pero tambien de mis propios sueños y retos, o de los tuyos.

Cuánto aprendí de ti… Aunque en aquel momento no era consciente de ello. No sólo parendí de tus conocimientos adquiridos, sino de tu sabiduría llana, de lo que significa el amor incondicional de las madres, del significado del sacrificio y la invisibilidad del trabajo de la mujer y su apoyo fundamental al mantenimiento de los ciclos vitales.

Me cautivó tu bondad sin límites, tu elegante sencillez, tu discreta personalidad, tu amoroso trato… Me encanta recordar como te referías a mi siempre con nombre y apellido para distinguirme de tu hermana. Que afortunada he sido de haberte conocido y sobre todo de haber recibido de ti tanto amor y estímulo.

imageTus hijas y yo nos fuimos convirtiendo en  mujeres prácticamente al unísono y cada una fue tomando su camino aunque la amistad ha perdurado. Yo me ausenté unos cuantos meses porque me fui a Inglaterra con mi padre, quien estaba haciendo allí estudios de postgrado, pero nos seguimos comunicando por cartas. Recuerdo lo mucho que disfrutabas con los cuentos de mi experiencia por aquellas tierras y cómo te brillaban los ojos imaginando los lugares y situaciones.

Me fui otras tantas veces mas, a Caracas a estudiar en la Universidad, por viajes de trabajo a Latinoamérica y Europa cuando comencé a trabajar como profesional, a la India cuando ingresé al servicio diplomático, y a tantos otros lugares del mundo, por mi espíritu aventurero…  pero siempre volvería a esa casita azul del patio que se prolongaba hacia la montaña, incluso ya casada, luego con un hijo… Y tu allí,  siempre junto a Santiago, siempre al cuidado de alguno de los nietos, compartiendo las alegrías y las tristezas de tus hijas, siempre prodigando amor, con tu alma grande como tu.

Cuando regresé la última vez ya no estabas en tu casa, ya la memoria se refugiaba en las alegrías pasadas… Él tampoco estaba… El amor de tu vida se había ausentado para siempre sin que tu te enteraras… Tal vez por eso te veías alegre cuando te fuimos a visitar, con el amor que me expresaste siempre chispeante en tus ojos, mientras tu cuerpo espigado y elegante ya mostraba los signos del paso de los años.

Ahora tu tambien te has marchado al encuentro de la luz, dejando esta nostalgia infinita por no haber podido disfrutarte durante los últimos años. Tanta distancia duele en momentos como estos  cuando quisiera darle un abrazo infinito a mis  hermanas del alma, cuando los acontecimientos fundamentales de la familia se diluyen en el inmenso océano que nos separa y que apenas puedo compartir a través del teléfono o las redes sociales.

imageSé que estarás ya ascendiendo hacia lo más elevado porque te has ganado el paraiso a pulso. Te habrás encontrado con Santiago e irán de la mano a descubrir nuevos senderos juntos, libre al fin de penas, con el aliento recobrado… Sin embargo, el dolor empaña la visión y se hace nudo en la garganta, pero no pretendo esconder esta vulnerabilidad ante tu ausencia. Pasará… Alimentaré mis memorias con tu manera inigualable de expresarte, con la música que amabas, con tu pasión. Me consideraste como a una hija y yo a ti como a una madre. Como me dijiste tantas veces, te amo.

Luz para tu alma Lesbia. Dale un abrazo inmenso a Santiago y dile que a él tambien le he amado mucho. Gracias por tanto amor.


Deja un comentario

COMPROMISO CON UNA PASION

Han pasado ya 17 años desde que te colocaron en mi pecho y sentí la dicha más grande que jamás hubiera imaginado. Ya me consideraba feliz por llevarte en mi vientre durante esos nueve increibles meses en los que me invadió una ternura desconocida, pero tenerte en mis brazos, deleitarme en tu mirada, verte crecer no tiene comparación…

Acompañarte todos estos años ha sido un gran aprendizaje. Sobre todo has sido un maestro en el arte de ser auténtico, de levantarte cada día con alegría de vivir y darlo todo en cada paso sin perder de vista tus objetivos.

imageApenas comenzando a caminar y ya estabas probando tu equilibrio y desafiando a la gravedad. Desde muy pequeño ese interés por la actividad física poco a poco se fue incrementando y se fue tornando en .na constante en tu vida, en tus decisiones…

Mientras tus maestras decían que lo que te gustaba era jugar nos fuimos dando cuenta que en realidad era en el control de los movimientos de tu cuerpo y en el juego en equipo donde residían tus talentos.

160925_163621_collage-1

imagen-099-2Por mucho que estimularamos tu interés por la música, las letras o la pintura, lo tuyo era el deporte, retarte a ti mismo, alcanzar metas, disfrutar el llegar más alto, incrementar tu rendimiento… Siempre recuerdo las cenas interrumpidas por una carrera con un cronómetro en la mano!!!

OLYMPUS DIGITAL CAMERAmonserrat-023OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Experimentaste con la gimnasia siendo aún pequeñín, ya más tarde con los patines, la bici, el ski y muchos otras actividades. La devoción por las clases de educación física, las extraexcolares deportivas y también la diversión asociada a un deporte.

A los cinco años te consagraste al futbol que tantas satisfacciones te dio mientras vivimos en Dinamarca, pero no dejaste de probar tus habilidades en otros ámbitos, conociéndote a ti mismo, detectando dónde estaba la pasión.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA20160925_162251

Todavía recuerdo con cuánto orgullo presentaste las medallas que te habías ganado en los partidos de fútbol o en alguna carrera en la que habías participado a tus nuevos compañeros de clase en Valencia. Entonces me di cuenta que esa era parte de tu propia identidad, tú te definías ya a ti mismo como un deportista.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAY luego seguiste experimentando, un poco de tenis, más tarde rugby, pero está visto que el baloncesto fue lo que te atrapó! Es lo que verdaderamente te ha permitido explotar todo tu potencial, conjugar tus talentos y vibrar. ¿Cómo no apoyar esa decisión de seguir ese camino?  Cómo no rendirme ante las certeza en un este mar de dudas que inunda la adolescencia?

En estos días encontramos un cartel que preparaste cuando estabas en primaria y querías ser delegado de clase. Tus argumentos estaban en su mayoría relacionados con el interés en mejorar las instalaciones deportivas del colegio y ampliar las posibilidades de los alumnos de practicar deportes durante el recreo.

adrian-2014

Y cada vez tú le fuiste dedicando más tiempo al deporte, durante el año escolar y durante las vacaciones; hasta que se te hizo insuficiente. Querías más…

26076798782_7e707c275b¡Te admiro tanto! Tener la valentía de seguir tu pasión, de no desmayar ante ningún obstáculo, de plantarle cara a los miedos y convertirlos en aliados en tu camino de superación es verdaderamente admirable. Seguir ese camino que te ha llevado lejos de casa desde hace más de una año ha implicado un aprendizaje para todos. Pero ha valido la pena.

No poder abrazarte hoy que estás de cumpleaños me hace sentir un poco triste… Claro que me hubiera encantado preparate tu comida predilecta, o compartir el día juntos para celebrar la vida, pero al mismo tiempo me maravilla porque estás donde has querido llegar para construir tu sueño. Eso me llena de alegría y compensa mi nostalgia. Estoy segura que, con la bendición Divina, lograrás lo que te propones porque has asumido tu pasión con compromiso.

¡Felicidades hoy y siempre hijo adorado!

 

 

Guardar


Deja un comentario

Arte, creatividad y tecnología transformando espacios e inspirando al alma.

Ayer  estaba recordando una de las experiencias memorables de este verano, la visita a un espectáculo muy singular que te envuelve en música y la poesía de una obra pictórica sublime, que impregna todo a tu alrededor gracias a las nuevas tecnologías audiovisuales y a la imaginación…

Evidentemente, la creatividad con sensibilidad puede dar resultados maravillosos, como en este caso en el que transforma las heridas de una maltratada montaña en soporte para las creaciones de los artistas y deleite del visitante. Eso es Carrières de Lumière en Les Baux  de Provence, Francia. Un sitio impactado por la explotación de los recursos convertido en monumental espacio de arte, lo que me lleva a pensar en las múltiples maneras de revalorización y rescate de los lugares y recursos.

51-les-baux-7Cuando mi querida amiga Anne me habló de una exposición multimedia de Chagall que se proyectaba cerca de uno de los pueblos mas bonitos de la región provenzal francesa no me imaginaba el alcance de ese proyecto… Pero darle a nuestro  encuentro esa dimensión cultural en una region tan linda era una excelente idea… Aunque la verdad es que a nuestros chicos, maridos y a nosotras mismas nos bastaba con estar juntos después de tantos años sin vernos… No obstante, la idea de poder visitar aquel espectáculo inédito del poeta-pintor como le llaman Walther y Metzger, me atraía poderosamente!

De manera que emprendimos viaje por carretera y atravesamos los más de 700 kilómetros que nos separan de allí con mucha ilusión. Llegamos a Saint-Remy de Provence al atardecer despues de atravesar algunos de los lugares emblemáticos de “la ruta de los pintores de la luz” para terminar confundiéndonos en abrazos y sonrisas, maravillándonos con los mucho que habían crecido los niños y disfrutando la dicha de aquel dilatado reencuentro. Recorrimos las calles de ese pueblecito donde se mantiene vivo el recuerdo de Van Gogh y disfrutamos de las especialidades gastronómicas típicas, en un ambiente animado por la celebración de una feria estival de artesanías y la presencia de los vacacionistas.

A la mañana siguiente nos encaminamos hacia Les Baux de Provence, que se img-20160917-wa0003encuentra en el Parque Natural de l0s Alpilles,  disfrutando del paisaje que inspiró tanto a Cézanne y a Van Gogh, entre otros pintores. Aunque ya había leido un poco sobre Carrieres de Lumieres me impresionó el proyecto al llegar. Esa cantera ubicada en el Parque Natural de l0s Alpilles.había sido cerrada después de la primera Guerra Mundial pero un genial Jean Cocteau la rescató en 1959 para darle un nuevo uso, rodando allí su película el Testamento de Orfeo. Ya después en 1977 se transforma definitivamente en monumental espacio audiovisual inspirado por las investigaciones  del arquitecto y escenógrafo checo Joseph Svoboda con el objeto de poner en valor aquel lugar. Desde 2012 la gestión de este espacio pasó a Culturespace que desarrolla su proyecto AMIEX, “una experiencia inmersiva de arte y música” que me ha cautivado.

chagall1chagall2

El arte en sus diferentes expresiones siempre ha ejercido una especial atracción sobre mí, pero este tipo de espectáculo que le hablan a todos nuestros sentidos son algo verdaderamente genial. Ciertaente con la música adecuada la contemplación de una obra pictórica, la degustación de un alimento o el momento compartido con otra persona cobra otro img-20160917-wa0007carácter. Sin embargo, estar dentro de esa antigua cantera, literalmente inmersos en las obras de un pintor tan sensible como Chagall, resultó una experiencia realmente extraordinaria.

Cien aparatos proyectando simultáneamente sus pinturas sobre la inmensas paredes de piedra  de 14 metros de altura e incluso los suelos de aquellos 5000m2 mientras la música nos envolvía, lograban que nos sintieramos dentro de los recuerdos de la infancia del artista, contagiarse de su mirada positiva de la vida, contemplar la luna o una copiosa nevada en su Bielorusia natal, comprender sus nostalgias, amores, espiritualidad o atravesar junto con él su mundo onírico mientras caminábamos por las galerías que fueron excavadas en el corazón de esa montaña. Mientras contemplábamos extasiados aquel espectáculo unos niños danzaban al compas de la música y las escenas del Teatro Garnier, mientras los mas grandes exploraban los pasadizos en busca de aventura.img-20160917-wa0005-copia20160808_133558

Este espectáculo realizado por Gianfranco Iannuzzi, Renato Gatto y Massimiliano Siccardi con la colaboracion musical de Luca Longobardi nos ha dado la oportunidad de redescubrir a Chagall de una manera inédita que da paso a sensaciones fabulosas, y a los chicos, entrar en contacto con el arte desde otra perspectiva.  Sin duda una experiencia memorable.

Guardar

Guardar

Guardar