InspirArte y Ser

Un espacio para el espíritu creativo en todas las áreas de nuestras vidas.


Deja un comentario

Al amanecer de un nuevo año

Al amanecer de este nuevo año mi primer pensamiento es de gratitud por el hecho de estar viva, lo que me brinda la oportunidad de hacer que cada día tenga sentido, disfrutando de cada paso, de cada momento compartido, de expresarme de miles de maneras.

Deseo que todos mantengamos la ilusión en nuestros corazones, que encontremos dentro de nosotros la fuerza para erigirnos por encima de las circunstancias y con nuestra propia luz iluminar el camino que día a día nos va llevando hacia nuestras metas. Agradeciendo hasta las adversidades porque son un reto para encontrar salidas y nuevas perspectivas. Pero sobre todas las cosas valorando la vida.

Anidan tantos anhelos en nuestros corazones… Busquemos entre nuestras motivaciones la clave para mantener el foco o la dirección y la fuerza para levantarnos si en algún momento tropezamos o retomar el camino si nos desviamos. Tomándonos un tiempo si necesitamos aliento y reponer las fuerzas, pero manteniendo los sueños vivos.

Deseo que compartamos destellos de tu luz con quienes transitan en espacios sombríos o se enfrentan a retos complejos, ayudándoles a encontrar su propia chispa Divina y alimentarla con amor. Deseo profundamente que encontremos la paz en nosotros mismos para poder llevar paz a las situaciones de conflicto. Para poder ayudar a construir los puentes para reencontrarnos…

Nuestro bienestar está vinculado al bienestar de nuestro entorno, humano y ecológico. No ignoremos a los que confrontan situaciones de guerra, tragedias naturales o precariedad. Preguntémonos cómo podemos compartir  nuestras bendiciones con quienes agradecerían infinitamente un gesto de bondad. Algunas veces una palabra de aliento, una muestra de humanidad puede salvar a alguien del abismo.  A veces  una pequeña expresión de solidaridad representa una gran ayuda. Preguntémonos cuál es la huella que dejamos a nuestro paso.

Añoro que el mito de la red de Indra se haga realidad. Todos los seres conformando una hermosísima red en la que cada uno es una perla o imagepiedra preciosa, y en la medida en que incrementamos nuestro brillo vamos brindando destellos luminosos que se reflejan en las joyas más próximas mientras se refleja en nosotros la luz de las demás perlas o piedras preciosas, haciendo que el conjunto brille aún más. La foto de Dom Komarechka de una gotas de agua sobre una tela de araña ilustra muy bien ese mito.

No puedo hacer abstracción de  la situación de Venezuela, donde están mi familia y muchos de mis afectos, defendiendo la alegría, como decía el poeta, y hasta su derecho a la vida en medio de una compleja situación que amenaza su cotidianidad en todas las dimensiones imaginables. No puedo olvidar a las más de 28 mil familias que este año se han sumado a los cientos de miles a quienes allí la violencia les ha impuesto ausencias prematuras y dolorosas, o que por la ausencia de medicamentos y material hospitalario han fallecido. No puedo olvidar a quienes allí defienden sus derechos fundamentales en un escenario de grave deterioro de las condiciones socio económicas y políticas. Donde en ausencia de justicia y con impudicia se ha venido expoliando la riqueza del país y sometiendo a la población al miedo, al chantaje. Pero confío en que, a pesar de que estamos confrontando un régimen que se aferra al poder a cualquier precio, encontremos maneras creativas y pacíficas que nos permitan salir de esta situación y trabajar por un verdadero desarrollo sustentable para nuestro país, el cual, por cierto, o es inclusivo o no se sustenta!

Ojalá que hagamos de este año algo extraordinario!


Deja un comentario

Arte, creatividad y tecnología transformando espacios e inspirando al alma.

Ayer  estaba recordando una de las experiencias memorables de este verano, la visita a un espectáculo muy singular que te envuelve en música y la poesía de una obra pictórica sublime, que impregna todo a tu alrededor gracias a las nuevas tecnologías audiovisuales y a la imaginación…

Evidentemente, la creatividad con sensibilidad puede dar resultados maravillosos, como en este caso en el que transforma las heridas de una maltratada montaña en soporte para las creaciones de los artistas y deleite del visitante. Eso es Carrières de Lumière en Les Baux  de Provence, Francia. Un sitio impactado por la explotación de los recursos convertido en monumental espacio de arte, lo que me lleva a pensar en las múltiples maneras de revalorización y rescate de los lugares y recursos.

51-les-baux-7Cuando mi querida amiga Anne me habló de una exposición multimedia de Chagall que se proyectaba cerca de uno de los pueblos mas bonitos de la región provenzal francesa no me imaginaba el alcance de ese proyecto… Pero darle a nuestro  encuentro esa dimensión cultural en una region tan linda era una excelente idea… Aunque la verdad es que a nuestros chicos, maridos y a nosotras mismas nos bastaba con estar juntos después de tantos años sin vernos… No obstante, la idea de poder visitar aquel espectáculo inédito del poeta-pintor como le llaman Walther y Metzger, me atraía poderosamente!

De manera que emprendimos viaje por carretera y atravesamos los más de 700 kilómetros que nos separan de allí con mucha ilusión. Llegamos a Saint-Remy de Provence al atardecer despues de atravesar algunos de los lugares emblemáticos de “la ruta de los pintores de la luz” para terminar confundiéndonos en abrazos y sonrisas, maravillándonos con los mucho que habían crecido los niños y disfrutando la dicha de aquel dilatado reencuentro. Recorrimos las calles de ese pueblecito donde se mantiene vivo el recuerdo de Van Gogh y disfrutamos de las especialidades gastronómicas típicas, en un ambiente animado por la celebración de una feria estival de artesanías y la presencia de los vacacionistas.

A la mañana siguiente nos encaminamos hacia Les Baux de Provence, que se img-20160917-wa0003encuentra en el Parque Natural de l0s Alpilles,  disfrutando del paisaje que inspiró tanto a Cézanne y a Van Gogh, entre otros pintores. Aunque ya había leido un poco sobre Carrieres de Lumieres me impresionó el proyecto al llegar. Esa cantera ubicada en el Parque Natural de l0s Alpilles.había sido cerrada después de la primera Guerra Mundial pero un genial Jean Cocteau la rescató en 1959 para darle un nuevo uso, rodando allí su película el Testamento de Orfeo. Ya después en 1977 se transforma definitivamente en monumental espacio audiovisual inspirado por las investigaciones  del arquitecto y escenógrafo checo Joseph Svoboda con el objeto de poner en valor aquel lugar. Desde 2012 la gestión de este espacio pasó a Culturespace que desarrolla su proyecto AMIEX, “una experiencia inmersiva de arte y música” que me ha cautivado.

chagall1chagall2

El arte en sus diferentes expresiones siempre ha ejercido una especial atracción sobre mí, pero este tipo de espectáculo que le hablan a todos nuestros sentidos son algo verdaderamente genial. Ciertaente con la música adecuada la contemplación de una obra pictórica, la degustación de un alimento o el momento compartido con otra persona cobra otro img-20160917-wa0007carácter. Sin embargo, estar dentro de esa antigua cantera, literalmente inmersos en las obras de un pintor tan sensible como Chagall, resultó una experiencia realmente extraordinaria.

Cien aparatos proyectando simultáneamente sus pinturas sobre la inmensas paredes de piedra  de 14 metros de altura e incluso los suelos de aquellos 5000m2 mientras la música nos envolvía, lograban que nos sintieramos dentro de los recuerdos de la infancia del artista, contagiarse de su mirada positiva de la vida, contemplar la luna o una copiosa nevada en su Bielorusia natal, comprender sus nostalgias, amores, espiritualidad o atravesar junto con él su mundo onírico mientras caminábamos por las galerías que fueron excavadas en el corazón de esa montaña. Mientras contemplábamos extasiados aquel espectáculo unos niños danzaban al compas de la música y las escenas del Teatro Garnier, mientras los mas grandes exploraban los pasadizos en busca de aventura.img-20160917-wa0005-copia20160808_133558

Este espectáculo realizado por Gianfranco Iannuzzi, Renato Gatto y Massimiliano Siccardi con la colaboracion musical de Luca Longobardi nos ha dado la oportunidad de redescubrir a Chagall de una manera inédita que da paso a sensaciones fabulosas, y a los chicos, entrar en contacto con el arte desde otra perspectiva.  Sin duda una experiencia memorable.

Guardar

Guardar

Guardar


Deja un comentario

Trabajo en equipo, creatividad y Chi Kung para dar la bienvenida a la primavera.

Los expertos en innovación destacan la importancia de propiciar un ambiente de libertad y colaboración para que fluyan las ideas y la creatividad se exprese de manera natural. Así se pueden explorar opciones diversas, intercambiar puntos de vista, ensayar, fallar, reintentar, solventar creativamente los problemas que puedan surgir y motivarse unos a otros. Esto es precisamente lo que hemos hecho este este fin de semana  el equipo de la asociación Arch Écovital.

Después de una activadora práctica de Yang Sheng el sábado, hemos imagecompartido una grata comida durante la cual intercambiamos ideas sobre cómo abordaríamos la transformación del jardín de la casa donde funciona la asociación. Ya Michèle y Raymonde habían comenzado a preparar el terreno, retirando las plantas y raíces que no cumplían una función dentro del plan de convertir aquello en un espacio de inspiración y  nutrición. Toda una lección de limprieza primaveral para prepararse para lo nuevo. Asimismo, habían estado estudiando el sistema de cultivo que se utilizaba en Francia enla época medieval -el cual propicia la diversidad biológica-, y habían comprado los materiales necesarios, las plantas ornamentales, etc. Pedro comenzó a hacer los primeros esbozos del mandala el sábado y se nos ocurrió utilizar unos recortes de vidrios coloreados que estaban guardados por allí para hacer el centro.  Todo estaba listo para operar la magia de la transformación…

El equinoxio de la primavera nos ha ofrecido el momento perfecto para ello y el tiempo nos ha acompañado con una día soleado de temperatura ideal. Un domingo animado por la ilusión en el que fuimos paso a paso poniéndonos de acuerdo en la delimitación de los espacios, midiendo, intercambiando perspectivas, risas y estímulos.

Pero también con cierta libertad para crear, improvisar, equivocarnos y proponer alternativas… El centro del mandala por ejemplo no lo pudimos terminar pero al final cambiamos de idea y quedará para otra cosa.

Como no podía ser de otra manera, con la guía de Raymonde Mayer, terminamos con una forma del Chi Kung que es pura poesía en movimiento. ¡Qué privilegio poder conocerla y tenerla como maestra!

Claro, esto no ha sido sino el principio. Aún nos queda mucho  por hacer, por sembrar, por cuidar, por nutrir…pero ha sido un maravilloso comienzo y una experiencia muy hermosa en el plano humano: entendimiento y aprendizaje, adaptación a los ciclos de la naturaleza,  profundización de los lazos de amistad y celebración de la vida.

 

 


Deja un comentario

Celebrar el ser mujer, el 8 de marzo y todos los días.

Más de cien años han pasado desde que se declarase por primera vez el Día Internacional de la Mujer y aún hay lugares en el mundo en los que  esa condición puede privar a un ser de la vida mientras en otros se vive como una gran desventaja.Por eso muchas mujeres consideran que no hay nada que celebrar, y si mucho que reivindicar para que podamos gozar de plena igualdad en derechos. Ciertamente, estamos mucho mejor que nuestras antepasadas a quienes se les negaba el derecho a la educación o al voto, pero hay retos inmensos no sólo en el plano formal, legal, sino también y más complejo aún a nivel cultural, de valores. Incluso en los países donde los derechos de la mujer han avanzado mucho es común que la mujer se sienta en la necesidad de imitar el comportamiento masculino para tener éxito en algunos ámbitos o se registren constantemente agresiones que tienen como trasfondo una larga historia de dominio y desvalorización de lo femenino.

Eso explica que muchas feministas en busca de la igualdad de derechos hayan optado por rechazar lo que se ha llamado el esencialismo o la diferencia entre mujeres y hombres aduciendo que eso de por sí es discriminatorio y que todo es producto de la cultura que nos educa de una determinada manera. Además, eso de ser esencialista nos equipara a la naturaleza, otra gran ignorada y sacrificada en aras del logro de objetivos de corto plazo, como lo han destacado muchas voces ecofeministas, economistas y filósofas feministas que nos hablan de la necesidad de revalorizar la vida, el cuidado, el mantenimiento de los ciclos, y el trabajo no remunerado que se lleva a cabo en el hogar predominantemente por las mujeres, entre otras tantas cosas. El haber denominado inicialmente el Día de la Mujer como el de la mujer “trabajadora” era una contribución a la desvalorización de las labores llevadas a cabo fundamentalmente por mujeres en el ámbito del hogar, que no son consideradas trabajo ni productivas. Otra gran falacia.

Si bien es cierto que la cultura tiene mucho que ver con a idea que tenemos de lo que es una mujer y hay un gran interés económico en etiquetarnos como consumistas, también es verdad que desde el punto de vista fisiológico somos diferentes, aunque tengamos derecho a ser consideradas ciudadanas en igualdad de condiciones que los hombres. Pero por Dios, el querer ser iguales a los hombres nos ha llevado a rechazar nuestra naturaleza, a no aceptar nuestros ciclos, a forzarnos a suprimir características que son conisderadas debilidades. La ciclicidad femenina ha sido fuente de malestar y frustración para la mujer y burla o crítica de parte de los demás por no comportarnos todo el tiempo de la misma manera o tener niveles de energía que varían a lo largo del ciclo. Hablar de la menstruación ha sido un tabú, mientras que a un hombre se le admite que se vanaglorie públicamente de su virilidad. En el plano económico hay millones de mujeres que necesitan independizarse, pero también en el plano emocional, donde hay lazos aún más fuertes de miedo, desvalorización y dependencia.

Womb_social-214x214Afortunadamente los tiempos están cambiando y cada vez hay una mayor conciencia sobre la bendición de ser mujer. Si, así lo considero hoy en día, a pesar de que pronto comprendí que las mujeres llevaban la peor parte en muchos ámbitos, y eso me impulsó a asumir una actitud masculina. Aunque nací en un país donde las mujeres son unas valientes heroínas que trabajan dentro y fuera del hogar, y mantienen su coquetería sin importar si son tildadas de esencialistas, la concepción generalizadas es que estamos hechas para las labores del hogar. Ya os he contado mi frustración cuando a mi hermanito le regalaban juguetes para divertirse y a mi escobitas y mochos para aprender a limpiar!!! Afortunadamente, el machismo de mi padre no llegaba a lo de la educación y terminé estudiando mucho más que mi hermano, lo que tampoco representa sorpresa alguna, lo que pasa es que de acuerdo a las estadísticas del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, las mujeres tenemos que estudiar mucho más para poder optar por los mismos cargos que los hombres y las remuneraciones son por lo general menores. Esto además tiene que ver con el hecho de que las mujeres son las que optan por jornadas reducidas para poder tener tiempo de dedicarnos a lo que se supone que es nuestra responsabilidad.

Pero aún si nos otorgan legalmente derechos y conciliamos responsabilidades, nadie puede otorgarnos poder y respetarnos si nosotras no nos consideramos valiosas, si denigramos de nuestras hormonas y nos forzamos a funcionar como una máquina todos los días igual, si rechazamos la vulnerabilidad o la delicadeza, la ternura o el amor incondicional. Ello no quiere decir que todas las mujeres somos identicamente iguales y estamos hechas para ser madres o tener la misma orientación sexual, pero nuestro cuerpo funciona de manera diferente y eso es grandioso. Las civilizaciones ancestrales consideraban que el útero era la sede el alma femenina. Aprendamos a gestionar y potenciar nuestros dones, nuestra creatividad, nuestra fuerza vital. Desde allí nos podemos entender con los hombres en un plano de igualdad de derechos, no de agresividad y resentimiento por las miles de agresiones de las que siguen siendo objeto miles de mujeres en el mundo por el solo hecho de ser mujeres. Exijamos justicia, equidad, respeto pero valoremos nuestras cualidades y hagamos que la sociedad las valore.

El 8 de marzo es un día propicio para celebrar el haber nacido mujer, pero es una tarea de todos los días. Es un día para celebrar también que cada vez hay más hombres que expresan una masculinidad sana, que no pretenden humillarnos, ni dominarnos, ni agredirnos. Esos hombres honran las cualidades femeninas y son los mejores aliados para continuar con las reivindicaciones pendientes, para cambiar el ejemplo en el hogar y los valores de la sociedad.  El verdadero empoderamiento empieza con nosotras mismas, honrándonos.

 


Deja un comentario

CON-CIENCIA o SIN CIENCIA: CIRCULOS QUE EMPODERAN A LA MUJER MIENTRAS TEJEN LA RED DE INDRA

Es sorprendente el extraordinario crecimiento que están registrando los círculos de mujeres en todas partes del mundo. Mientras algunos los ven con suspicacia, otros reconocen su gran poder transformador; tanto así que han llegado a ser considerados una herramienta importante para desarrollar el potencial de la mujer como agente de cambio de la sociedad. De hecho hoy en día figuran en guías y manuales de organizaciones que trabajan temas de género en desarrollo.

Uno de los factores que ha jugado un papel preponderante en esta evolución de los círculos es el llamado de Jean Shinoda Bolen “Reune a las mujeres; salva el mundo.” Esta psiquiatra y analista junguiana, quien ha sido profesora de la Universidad de California, prolífica escritora y activista femenina, entre otras tantas cosas viene desde hace años difundiendo la importancia de esta herramienta tanto para las mujeres como para la sociedad en su conjunto.

En su libro “El millonésimo círculo” ella toma como punto de partida el efecto del “centésimo mono,” un relato convertido en parábola de inspiración para la sociedad humana que se basa en una investigación real llevada a cabo en el Centro Japonés de Monos y popularizada por Lyal Watson, entre otros. Según Watson, mientras los científicos japoneses estaban haciendo experimentos cambiándoles la alimentación a los primates, observó que uno de ellos decidió lavar los boniatos o batatas antes de comerlos porque estaban llenos de arena. Ese comportamiento fue imitado por los demás monos y, una vez  generalizado, se transmitió de manera instantánea a monos de islas cercanas con las cuales no tenían relación alguna.

Esa investigación fue considerada por el bioquímico británico Rupert Sheldrake como evidencia de su planteamiento de los campos mórficos, ya que explicaría la mayor probabilidad de propagación no local de un fenómeno, comportamiento o conciencia a medida que se repite más veces. Con base en esa teoría, la proliferación de círculos de mujeres generaría en un momento dado un salto cuántico en términos de conciencia colectiva humana y planetaria. En sociología se hace referencia a la masa crítica que se necesita para el cambio.

Pero resulta que las teorías de Watson y de Sheldrake han sido cuestionadas. Varios libros y artículos de revistas científicas ponen en tela de juicio las bases científicas de la investigación de los japoneses con los primates y la suposición de que no hubo contacto entre los monos de las diferentes islas. Sin embargo, el descrédito de la comunidad científica al efecto del centésimo mono no ha menoscabado el crecimiento de los círculos de mujeres en la búsqueda de un equilibrio entre las cualidades masculinas y femeninas, ni el impacto positivo en las vidas de quienes forman parte de ellos, mientras el Millonésimo Círculo constituye hoy por hoy el punto de partida y la fuente de inspiración.

circulo
Como bien señala Jean Shinoda Bolen “el poder invisible que los círculos de mujeres ejercen sobre quienes los constituyen nace del poder sanador, afianzador y alentador que somos capaces de tener una sobre otra. Cuando se cuenta con ese aliento y ese verdadero apoyo a la hora de llevar a cabo un cambio significativo es posible que el cambio se realice. El que otras personas crean en nosotras o compartan nuestros puntos de vista posee un poderoso e invisible efecto… Los círculos de mujeres se convierten en un espacio uterino donde se incuban sueños y planes, y en un lugar donde se puede hablar de ellos y recibir ayuda a fin de dar nuestros primeros pasos” (Bolen, Mensaje Urgente a las Mujeres).

Esto me hace evocar una de las metáforas védicas que más me gusta por la sencillez con la que se transmite una ancestral sabiduría de gran trascendencia para el desarrollo del potencial humano y en particular el trabajo con lo femenino, la Red de Indra. Según los libros sagrados de los Vedas, del Palacio de Indra, el Dios de los Cielos, colgaba una red formada por hilos que se extendía hasta el infinito como si se tratara de una tela de araña multidimensional, conteniendo una perla o una piedra preciosa tallada y esplendorosa en cada intersección o nodo de la red. Dado que la red es infinita el número de relucientes joyas también lo es, pero lo más hermoso es que en cada una de ellas se refleja el brillo de todas las demás, además de reflejarse todo el Cosmos. De manera que mientras cada una de esas gemas brille con mayor intensidad también el resto incrementará su propio brillo, y el cambio en una de ellas se reflejará en las otras. Cada ser vivo y cada cosa que existe en el universo o podamos imaginar es una perla o piedra preciosa en uno de los nodos de la red, con todo el potencial de brillar esplendorosamente.

Este mito ha servido para explicar en el budismo y el hinduismo la interconexión entre el microcosmos y el macrocosmos, o la noción del todo y sus partes. En el Avantamsaka Sutra o Sutra de la Guirnalda, uno de los textos sagradflowersutraos del budismo Mahayana, se reflexiona sobre dicha conexión. Un estudiante le pregunta al maestro cómo pueden considerarse todas esas piedras preciosas una sola gema, y el maestro le responde: – Si tu no lo crees coloca un punto en una de esas piedras preciosas o perlas y observa como luego hay puntos en todas y cada una de las gemas. Por eso sabemos que todas forman una misma joya.

El físico Fritjof Capra señala en su libro El Tao de la Física que este Sutra de hace más de dos Tao de la Físicamil quinientos años estaría en la base de la teoría cuántica y del relacionamiento interdependiente, toda vez que las partículas están dinámicamente compuestas una de las otras.

Para mí todo ello es una metáfora de lo que sucede en los círculos de mujeres pues se crea un espacio de contención donde no hay riesgo de expresarse y se cultiva entre otras tantas cosas la escucha, la confianza, la empatía, la solidaridad, la igualdad (porque en un círculo todas estamos al mismo nivel), y además se comparten saberes e ilusión, mientras se refuerza la autoestima.  Cuando una mujer conecta con su autentica esencia femenina, abandona la lucha y desata su capacidad creadora y todo su entorno recibe los destellos de ese brillo, encuentra los caminos para mejorar sus relaciones desde el respeto a la diferencia y el amor. Eso es verdaderamente empoderamiento.

La capacidad de cambio y el movimiento son algo intrínseco al círculo.  Numerosas experiencias confirman que tanto a nivel individual como colectivo los circulos impulsan cambios que fortalecen la capacidad de las mujeres para desarrollar todo su potencial pero también lo transmiten a sus hijos, a sus parejas o a su comunidad. Si eso es así, que podríamos esperar de un círculo de círculos. Eso es lo que se está preparando para el Equinoccio de la Primavera 2015 en Amalurra, un lugar especial en Artzentales, cerca de Bilbao (España), donde la naturaleza y un proyecto colectivo con sentido ecológico y social sirven de marco a este encuentro entre circulos y mujeres de diversos orígenes. Sanándonos a nosotras, sanando la tierra es el tema del encuentro, es decir mis dos temas!!!! Mujer y Medio Ambiente; mejor imposible!. Estoy convencida que será una experiencia muy enriquecedora; allí iremos a compartir sueños, aprender unas de otras y conectarnos con nuestra auténtica esencia, dejándonos acunar por la tierra y expresándole nuestro amor y gratitud. Anímate, tu también puedes participar.