InspirArte y Ser

Un espacio para el espíritu creativo en todas las áreas de nuestras vidas.


Deja un comentario

Despejando el camino al empoderamiento a través de la meditación

 

Ya hacen varias semanas que comenzamos nuestras sesiones semanales de meditación. Nos hemos propuesto profundizar en la práctica que vamos conjugando cada vez más con de la energía y el trabajo con temas que necesitamos sanar para evolucionar en nuestro camino. Fue sorprendente que en la primera sesión todas las inquietudes expresadas como intencionalidad para esta etapa se relacionaban con un tema común a muchas mujeres, el de atender a sus propias necesidades y no siempre las de los demás, escuchar su cuerpo, su intuición, respetar sus ritmos, cuidarse, quererse… Eso nos está llevando a recorrer un itinerario que vamos descubriendo semana a semana, haciendo escalas en diversos parajes no siempre gratos al inicio pero finalmente  sanadores. Nos estamos encontrando en el camino sueños abandonados, inhibiciones, tabúes, un cúmulo de responsabilidades asignadas y asumidas como propias, también con el miedo a ser nosotras mismas, a mostrar nuestra vulnerabilidad, a reconocernos en las sombras, y un largo etcétera.

Lo más hermoso es que en minutos atravesamos geografías desconocidas de nuestro interior, tomando atenta nota de sus cualidades y de nuestro sentir, nos sumergimos suavemente en las penumbras para explorar las profundidades  y poco después se nos revelan paisajes más coloridos donde podemos dar rienda suelta a nuestra autenticidad y a la gratitud por las lluvias de bendiciones. Cada quien lo experimenta de una manera más visual o sensorial, pero en cualquier caso reveladora y única, como cada ser humano. Es un camino que nos lleva a empoderarnos, a soltar amarras…

Quiero compartir lo que escribió una de esas mujeres maravillosas que me acompaña en estos viajes después de una de esas sesiones, agradeciendo infinitamente el habérmelo permitido, y que ella tituló PERMITIRSE ABRIR

“Perder el miedo, saco el traje, que resultó ser una armadura antigua,
muy antigua.
Me quito la máscara que no me deja respirar. La tengo incrustada en la cara, atada a la garganta.
Me cuesta. Tiene más ataduras de las que pensaba.
Es la máscara del miedo. Como la que lleva Hannibal Lecter en “El silencio de los corderos”.
Silencio… palabras no dichas…
muertas, ahogadas, estranguladas, que se quedaron dentro de mí,
hiriéndome, desgarrándome.
Desgarrada me sentí durante un tiempo.
Desgarrada me siento ahora, a veces… cada vez menos. Cada vez más suave,
como el viento, como el agua del Mar…
uuummmmmm…
Me quiero. Me Amo. Estoy enamorada. Una criatura está gestándose en mi Utero.
Es mi criatura. Mi creación.
No sé lo que es, pero la siento.
Me vestiré con mi traje cuando Nazca
Ya lo llevo puesto
Es un vestido precioso
Adios Miedo. Ya no te necesito
Gracias. Por tí soy lo que soy.
Sin tí no lo habría logrado.
Gracias por caminar junto a mí en todos los momentos decisivos de mi vida y en los que no…
pues también.
Ahora ya no te necesito
No quiero esconder nada
Quiero buscar mis huesos, desenterrarlos.
Quiero encontrar La Dulzura que hay en Mí.
Que Brote, que Fluya, que invada todos los poros de mi cuerpo, todas las células.
Todas las Mitocondrias.
Quiero sentirme Dulce
Quiero ” saber” Dulce.
Eskerrik asko Unibertso.”

Y además añade: “Gracias por leerme. Gracias por estar a mi lado.”

Soy yo quien tiene que agradecerte infinitamente tanta sensibilidad, tanto valor y que lo compartas con nosotr@s.


La hermosa imagen destacada es obra de Josephine Wall

La imagen de la mujer guerrera  es de Lindsay Look.

Anuncios


2 comentarios

Gazing at the stars from within

She was just breathing,

slowly, aiming at achieving relaxation,

letting go of her anxiety…

She has stoped confronting the mind,

Letting it be so, a mind.

Letting it wonder around,

admiring its unrelenting torrent of thoughts.

Whilst, her body had also stoped resisting,

surrendering to that the static posture,

finding pleasure in stillness…

She was just breathing and observing…

contemplating the cyclic nature of breathing,

enjoying the air caressing her nostrils

feeling its temperature,

its constant journey through her body and cells.

Observing the change while nothing had changed

while the most subtle vibrations became evident…

An authentic delight to discover their dance,

inside and even outside her body.

The inner space was not so dark anymore

but profound and with nuances of different colors,

reflecting the glow of an inmense sparkling sky.

She was amaized,

gazing  at the stars which illuminated her shadows,

that soothed the scarces of life,

that showed the brightness of her blessings…

All of the sudden,

the light of the sky became her own light

and stillness was absolute…

Presence became real,

time lost relevance…

Just gratitude and joy could follow up.


Image: Rachel Byler painting.


3 comentarios

El poder transformador de un regalo o un ejercicio de mindfulness navideño

Recuerdo claramente que cuando tenía nueve años acompañé a mi madre a visitar a una amiga que atravesaba por una situación personal compleja. Nos detuvimos previamente en la floristería y mi madre seleccionó unas hermosas rosas amarillas porque, según me explicó, con aquel regalo quería transmitirle alegría y optimismo. Cosa que su amiga comprendió y agradeció profundamente. NardosDurante el regreso a casa pregunté a mi madre si los ramos de nardos y las violetas que constantemente le regalaba mi abuelo a mi abuela también tenían un significado. ¡Claro! – exclamó ella- él quiere transmitirle dulzura con los nardos y honrar su belleza y feminidad con las violetas. Todo lo que regalamos tiene un significado -añadió- y por eso debemos ser cuidadosos, ya que podemos inconscientemente transmitir el mensaje equivocado. Su explicación me pareció convincente, aquello encajaba perfectamente en el trato amoroso que se prodigaban mis abuelos maternos.
Sin embargo, no me imaginaba que tardaría mucho tiempo más en comprender aquella lección que parecía tan sencilla. Durante las navidades de aquel año Sigue leyendo


2 comentarios

El otoño se acerca a su fin dejándome su inspiración

Cada estación tiene su encanto, y los colores del otoño, las capas de hojas secas en distintas tonalidades y la sensación de caminar sobre ellas son algunos de los más apreciados. A mi también me encantan, me inspiran. Esos colores y esas sensaciones han ido transformando la manera en la que mi creatividad se expresa en estos días, y se han plasmado en collares, bufandas y cuellos que he estado tejiendo o elaborando.

Otoño que inspira141212_091655_COLLAGE-1

Es facinante contemplar la transformación de la naturaleza. Nos ofrece este regalo multisensorial antes de sumergirse 141212_092241_COLLAGE-1en la quietud de la hivernación, para  luego volver a mostrarnos su sonrisa en primavera; demostrando que la chispa de vida no había desaparecido, simplemente estaba orientada a otras funciones también  importantes.

Sin embargo, uno de los espectáculos matinales que considero más hermosos de esta época del año se produce al amanecer de la primera helada Sigue leyendo


Deja un comentario

MINDFULNESS CON SABOR TROPICAL

Me encanta experimentar la conciencia plena mientras estoy cocinando pero algunas veces simplemente cuando como una fruta fresca o me preparo un zumo o un batido. Una de las cosas que disfruto de Navarra es la posibilidad de consumir la fruta recién cosechada y comprarla directamente a los productores que vienen al mercadillo cerca de casa.  Sin embargo, ayer pasé frente a una frutería en la que tenían tamarindo y no me pude resistir. La refrescante bebida que se puede preparar con esta fruta tropical es perfecta para un caluroso día como el que hizo ayer y de sólo imaginarlo mis papilas gustativas ya soñaban con la combinación de ácido y dulzor que encierran estas extrañas vainas.a medio camino2Tamarindo por dentro

Practicar mindfulness mientras me reencontraba con esta deliciosa fruta fue no sólo una experiencia sensorial interesante sino un viaje en el tiempo maravilloso Sigue leyendo


2 comentarios

CON-CIENCIA ECOLÓGICA Y ESPIRITUALIDAD

El 5 de junio se celebra el Día Mundial del Ambiente, y este año se ha dedicado especialmente a los pequeños estados insulares por su vulnerabilidad ante la elevación del nivel del mar derivada del cambio climático. Se destaca así la estrecha relación que tenemos los humanos con el medio ambiente la cual se suele subestimar hasta el punto de sacrificar la capacidad de los ecosistemas de reponerse al impacto que le generamos con cada una de nuestras actividades.  Hace más de diez años Naciones Unidas inició un estudio muy importante llamado Evaluación de los Ecosistemas del Milenio, en el que participaron 1.360 científicos de diversas partes del mundo, poniendo en evidencia el grave deterioro que presentan los ecosistemas y los riesgos que entraña para los humanos el no preservar los equilibrios naturales, el informe incluyó un gráfico muy didáctico de los servicios que nos provee la naturaleza. La verdad es que dependemos de ella para todo, incluso para inspirarnos en su funcionamiento y así resolver algunos de los importantes retos a los que nos enfrentamos hoy en día.

Links btw Ecosystems and Human Well Being

La ciencia viene pues a confirmarnos cosas tan evidentes que nuestros ancestros tenían muy claras y que algunas culturas autóctonas aún transmiten en sus enseñanzas. Ejemplo de ello son las palabras de la Abuela Margarita en esa entrevista que compartí en una entrada anterior. También muchas escuelas espirituales hacen énfasis en esa conexión con la naturaleza. El científico austríaco Fritjof Capra destaca que la ecología y la espiritualidad están conectadas de manera fundamental, porque la conciencia de la ecología profunda  es al final la conciencia espiritual. Ken Wilber por su parte ha abordado en profundidad ese nexo tanto en su libro Sexo, Ecología y Espiritualidad como en una Breve historia de todas las cosas.

La práctica del mindfulness incluye ejercicios que nos lleven a contemplar ese vínculo tan esencial con la naturaleza; tocar la tierra, es uno de ellos. Me encanta este ejercicio porque además de resaltar ese vínculo con los ecosistemas,   también pone énfasis en nuestras raíces, lo que nos lleva a considerar a nuestros ancestros, nuestro lugar en el mundo, las generaciones a las que dejaremos este planeta.  Para ello, nos sentamos directamente sobre la tierra, tocándola con nuestras manos con la inocencia de un niño, dándonos cuenta que en la tierra también están los acuíferos, que de alguna parte de ella brotan los manantiales. Respiramos y sentimos la estabilidad que nos da, y la posibilidad de descargar en ella nuestras emociones. Podemos formar figuras mezclando tierra con agua y darnos cuenta de su maleabilidad, de nuestra capacidad para cambiarla. Podemos reverenciarla colocando nuestra frente directamente sobre ella y culminar conectando con la gratitud de contar con una tierra pródiga en tantos frutos, paisajes, cuevas, montañas…

 


Deja un comentario

MINDFULNESS EN FEMENINO: UNA NUEVA EXPERIENCIA CADA DÍA

La vida nos ofrece a diario miles de oportunidades para tomar conciencia del momento presente y cambiar la perspectiva, para darnos cuenta de la trascendencia de los detalles a veces ignorados, de lo afortunados que somos por tener un techo y una mano amiga, de la hermosura de la naturaleza y su perfección o lo importante de sus funciones para nuestra vida; incluso nos da la oportunidad de hacer un viaje de descubrimiento hasta la raíz de nuestras emociones y hábitos, entre otras tantas cosas.  En el caso de las mujeres, esta experiencia puede ser muy rica y variada, simplemente dada nuestra naturaleza cíclica.

La práctica del mindfulness o la conciencia plena nos permite desarrollar esa introspección que va más allá de la conversación perenne de nuestra mente ordinaria, del divagar por diversos escenarios reales o imaginados, de enlazar aleatoriamente recuerdos, tareas, deseos, preocupaciones… Y en ese estado de presencia diferente que logramos Sigue leyendo